Brasil avanza en búsqueda del Air France

La Fuerza Aérea detectó más restos de la aeronave que cayó en el océano Atlántico esta semana; se espera que el fin de semana se incrementen las labores de búsqueda en la región.
R͍O DE JANEIRO (CNN) -

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) detectó el jueves más restos del Airbus 330 de Air France que cayó al océano Atlántico con 228 ocupantes y que, según un reporte de prensa, entró a una zona de fuertes tormentas a una velocidad incorrecta.

Un avión R-99 equipado con radar de búsqueda identificó otros tres puntos con objetos en el mar en una amplia región donde se habían avistado restos desde el aire, algunos separados por 230 kilómetros de distancia, dijo un portavoz de la FAB.

La Marina informó que la fragata Constitucao se sumó a otros dos barcos de la Armada y dos mercantes en la región, a unos 1,200 kilómetros al noreste de la ciudad costera de Recife; pero aclaró que ninguna de las naves había divisado restos del avión.

En tanto, el diario francés Le Monde, citando fuentes cercanas a la investigación, dijo que Airbus planeaba emitir una recomendación a las aerolíneas que utilizan el modelo A330 sobre velocidades óptimas en malas condiciones climáticas, tras hallar indicios de que el avión siniestrado volaba a una velocidad incorrecta.

El vuelo AF 447 partió en la noche del domingo desde Río de Janeiro hacia París y el piloto reportó cuatro horas después que había ingresado en una zona de fuertes turbulencias. Minutos después se perdieron todos los contactos con la nave.

Airbus declinó comentar sobre el reporte de Le Monde; mientras que la agencia de investigación aeronáutica francesa, que debe validar las recomendaciones, no estaba disponible de inmediato para hacer comentarios.

Expertos, aunque reacios a admitir que una tormenta pueda por sí sola derribar un avión tan moderno, han especulado que turbulencias extremas o una descompresión explosiva podrían estar detrás del accidente.

Los tres expertos pilotos del Airbus 300 no comunicaron peligro, aunque el avión envió una serie de mensajes automáticos indicando una interrupción del sistema eléctrico y descompresión de la cabina antes de desaparecer de los radares.

Casi cuatro días después de la caída del vuelo AF 447, que llevaba 216 pasajeros y 12 tripulantes, la búsqueda marítima de restos se intensificó el jueves con la llegada de la fragata brasileña, mientras se aguardaba a un barco francés.

La Marina dijo en un comunicado que en la tarde del jueves llegaría al área la corbeta Caboclo y el sábado se les uniría la fragata Boisio. El domingo arribara en apoyo un navío tanque.

En los últimos tres días sólo se han detectado por radar o divisado destrozos y grandes manchas de combustible desde el aire. El último hallazgo realizado por aviones militares brasileños se registró en la madrugada del jueves.

"Probablemente son de la parte interna (del avión), se encontraron trozos marrones, blancos y amarillos, que no corresponden a partes externas sino a la interna", dijo en Recife el brigadier Ramon Borges Cardoso, director del Departamento de Control del Espacio Aéreo de la FAB.

Cuando las embarcaciones de la Marina logren ubicar los restos, entre los cuales no se habían divisado cuerpos hasta el jueves, según la FAB, serán rescatados y llevados en helicóptero al archipiélago Fernando de Noronha y desde allí a Recife, dijo Borges Cardoso.

"Todo el material quedará en Recife a disposición de las autoridades francesas", agregó el brigadier.

Brasil encabeza las búsquedas de los restos del Airbus, pero el Gobierno de Francia estará a cargo de las investigaciones del accidente, ya que el avión llevaba la bandera francesa.

Un navío francés equipado con un minisubmarino capaz de descender hasta una profundidad de 6,000 metros está en camino hacia la zona donde se avistaron los restos.

Las búsquedas incluirán un esfuerzo por detectar las cajas negras del Airbus, que contienen grabaciones de voz y datos técnicos sobre el vuelo, consideradas vitales para descubrir las causas del desastre, el peor en la historia de Air France.

Pero, el rescate, pese a la disponibilidad del minisubmarino, resultará extremadamente difícil, según expertos, ya que la profundidad del océano en la región es de entre 2,500 y 3,000 metros.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Investigadores franceses ya dijeron que podría nunca conocerse la verdad sobre lo que exactamente hizo desplomar al enorme aparato.

 

Ahora ve
Naufragio en la represa de Guatapé, en Colombia, ha dejado seis muertos
No te pierdas
ç
×