Cuba y EU buscan diálogo migratorio

Ambos gobiernos están dispuestos a negociar las políticas migratorias y de apertura; las conversaciones regularán el flujo de cubanos y evitarán las llegadas ilegales hacia EU.
cuba-oea-reu  (Foto: CNN)
LA HABANA (CNN) -

Cuba y Estados Unidos preparan el terreno para la reanudación de sus conversaciones migratorias, dijo el jueves un funcionario de la isla, mientras las autoridades interceptaron un grupo de balseros a la deriva frente a la misión diplomática de Washington en La Habana.

Las conversaciones, interrumpidas en el 2003 por el Gobierno del presidente George W. Bush, buscan regular el flujo de cubanos hacia Estados Unidos y evitar salidas ilegales como la frustrada el jueves.

"Se que ambas partes están en contacto (...) hay que ajustar agendas y muchos otros detalles para poder tener ese tipo de reunión", dijo el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, consultado por periodistas en La Habana.

El Gobierno del presidente Barack Obama dijo el 22 de mayo que había ofrecido retomar las conversaciones migratorias con las autoridades cubanas.

Según Washington, Cuba respondió el pasado fin de semana que aceptaba la oferta y quería discutir también otros temas como la reanudación del servicio postal entre los dos enemigos de la Guerra Fría.

La reapertura del diálogo sobre migración es vista como un nuevo paso en la reaproximación entre dos países separados por 145 kilómetros pero en las antípodas ideológicas.

Decenas de miles de cubanos han intentado cruzar el Estrecho de Florida en balsas y embarcaciones a menudo tan rústicas como cámaras de neumático.

La mayor avalancha ocurrió a comienzos de la década de 1990, cuando la desaparición de la Unión Soviética sumió a Cuba en una severa crisis económica y unos 30,000 cubanos se lanzaron al mar.

Cuba y la administración del entonces presidente Bill Clinton frenaron en 1995 el éxodo mediante un acuerdo migratorio que fijó una cuota de 20,000 visas anuales para los cubanos interesados en emigrar a Estados Unidos. La Habana, por su parte, se comprometía a frenar las salidas ilegales.

"Estas conversaciones son en el interés de Estados Unidos y también del pueblo cubano", dijo la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el pasado fin de semana.

"Queríamos irnos a EU"

Aunque las estadísticas sugieren una fuerte disminución en las salidas ilegales de cubanos hacia Florida, escenas como la protagonizada el jueves frente al paseo marítimo de La Habana sugieren que el fenómeno continúa.

Siete hombres a bordo de una embarcación de madera y espuma fueron interceptados por la policía en la costa frente al paseo marítimo del centro de La Habana.

"Queríamos irnos para los Estados Unidos porque no aguanto más aquí. Se nos rompió el timón y tuvimos que virar", dijo a periodistas uno de los balseros, Margois Díaz, de 33 años, mientras la policía lo subía a un automóvil.

Los rostros de los balseros estaban quemados por el sol abrasador del Caribe y tenían evidente agotamiento. Según dijo un oficial de policía, habían zarpado de algún punto en la costa norte y llevaban tiempo a la deriva.

Cuba acusa a Estados Unidos de fomentar la inmigración ilegal mediante una ley que otorga la residencia a aquellos cubanos que logran poner un pie en tierra firme.

En los últimos años han aumentado las salidas ilegales de Cuba en lanchas rápidas hacia México, desde donde los cubanos entran luego a Estados Unidos. Esas operaciones son organizadas por traficantes que cobran hasta 10,000 dólares por cabeza.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Alarcón sostuvo que Cuba ha intentado desde el 2001 incluir el tráfico de personas en sus conversaciones con Estados Unidos.

"Cuando ellos suspendieron las conversaciones en el 2003 todavía no habían contestado nuestra propuesta", dijo el funcionario.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×