Vacuna contra la influenza, en el otoño

Los laboratorios comenzaron el proceso de producción del antídoto contra el virus AH1N1; la OMS estima que la producción de 4,900 millones de dosis por año es insuficiente.
LONDRES (CNN) -

Las compañías farmacéuticas podrían tener una vacuna contra la nueva cepa del virus H1N1 de la influenza para el otoño boreal, después de que recibieron muestras de las semillas del virus, dijeron el miércoles ejecutivos de las firmas. Sanofi-Aventis, GlaxoSmithKline, Novartis y Solvay informaron que sus equipos que trabajan en la vacuna obtuvieron la semilla del virus de la influenza A/H1N1 en los últimos quince días, lo cual les permitió iniciar el proceso de producción.

Sin embargo, aún no saben cuántas unidades podrán fabricar, porque eso depende de la velocidad a la que crezca la nueva cepa del virus dentro de un ambiente de producción comercial.

"Probablemente llevará un par de semanas establecer el rendimiento antes de iniciar la fabricación a gran escala", dijo un portavoz de Glaxo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló el martes que estaba a punto de declarar una pandemia de influenza por primera vez en más de 40 años.

La agencia está preocupada por la sostenida expansión de la cepa H1N1, que incluye más de 1,000 casos en Australia además de grandes brotes en América del Norte, donde emergió la enfermedad en abril.

La confirmación de la expansión del virus en una segunda región, además de Norteamérica, llevaría a la agencia a declarar la fase 6 en la escala de alerta de seis niveles, lo que implica una pandemia general.

La reciente inversión en la capacidad de desarrollo de la vacuna contra la influenza permitió que las compañías se hallen mejor posicionadas que en el pasado para contrarrestar la amenaza de una pandemia.

También están avanzadas en la fabricación de lotes de la inmunización contra la gripe estacional, pudiendo destinar parte de esa capacidad a la vacuna pandémica H1N1 en los próximos meses.

Como resultado, los fabricantes líderes de la vacuna contra la influenza A podrían registrar ventas y ganancias extraordinarias. Algunos de ellos ya recibieron órdenes de gobiernos de Europa y América del Norte.

Si bien la cepa de la gripe H1N1 parece leve hasta el momento, las autoridades de la salud temen que regrese de modo más virulento durante el invierno del hemisferio norte.

La OMS estima que, en el mejor de los casos, los fabricantes de vacunas podrían producir 4,900 millones de dosis pandémicas por año.

Pero esa cantidad no sería suficiente para cubrir a toda la población mundial, que supera los 6,500 millones de habitantes, sobre todo si se comprueba que las personas necesitan más de una inyección para obtener inmunidad.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esa estimación de 4,900 millones de dosis podría ser mucho menor en caso de que no haya un cambio general desde la fabricación de la vacuna para la influenza estacional a la pandémica.

La vacuna contra la cepa H1N1 que están desarrollando actualmente las compañías debe ser primero probada en hurones y luego en humanos mediante ensayos clínicos, antes de que las autoridades de regulación sanitaria puedan aprobarla.

Ahora ve
Dos ciudades de AL están entre las 10 más peligrosas del mundo para las mujeres
No te pierdas
×