El presidente de la FIA busca reelegirse

Ante la posible separación de equipos de la F1, Max Mosley quiere seguir al frente del organismo; la FIA retiró la demanda contra los disidentes para buscar una reconciliación.
f1  (Foto: CNN)
PARIS (AP) -

Max Mosley confirmó que podría quedarse para un quinto término como presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) después que la mayoría de los equipos de la Fórmula Uno anunciaron sus planes de crear una serie paralela.

Mosley ganó un voto de confianza en octubre y afirmó que no volvería a buscar la presidencia. Pero con la crisis que sacude al deporte, detonada por sus planes de fijar un límite presupuestario el próximo año, Mosley dijo que siente la necesidad de continuar al frente del organismo rector del automovilismo mundial.

"En las semanas recientes ha quedado cada vez más claro que uno de los objetivos de los equipos disidentes es que yo renuncie a la presidencia de la FIA", escribió Mosley en una carta enviada el martes a los miembros del organismo. "A la luz de los ataques al mandato que ustedes me han encomendado, ahora debo pensar si mi decisión original de no buscar la reelección fue la acertada"

Mosley le dijo en la carta a los integrantes de la federación que la FIA está preparando una demanda contra los equipos que quieren separarse: Ferrari, McLaren, BMW Sauber, Renault, Toyota, Red Bull, Toro Rosso y Brawn GP. El domingo, Mosley dijo que la FIA detuvo la acción legal para buscar una reconciliación.

El problema surgió por la propuesta de establecer un límite presupuestario de 40 millones de libras esterlinas (65 millones de dólares) en 2010 que, según Mosley, es "esencial" para que los equipos independientes puedan sobrevivir.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Sin los equipos independientes, el campeonato dependería completamente de los fabricantes de vehículos que, por supuesto, van y vienen según les conviene", escribió Mosley. "Es extraordinario que en un momento cuando los cinco fabricantes están en grandes aprietos económicos y dependen del dinero de los contribuyentes, sus equipos de Fórmula Uno amenazan con una serie paralela para no reducir sus gastos".

Mosley ha sido presidente de la FIA desde 1993.

Ahora ve
Trump admite que no tiene grabaciones de sus conversaciones con James Comey
No te pierdas
ç
×