Stanford se declara inocente de fraude

El millonario texano se declaró ‘no culpable’ de los cargos de fraude ante una jueza en EU; Stanford es acusado de realizar una estafa financiera de 7,000 mdd.
stanford  (Foto: CNN)
HOUSTON (Agencias) -

Tras pasar una semana preso, el magnate Allen Stanford se declaró el jueves inocente de 21 cargos criminales ligados a un presunto fraude de 7,000 millones de dólares, que afectó a inversores de Estados Unidos, Latinoamérica y el Caribe.

El ostentoso millonario y agente deportivo ha estado bajo custodia federal desde el 18 de junio, cuando se entregó al FBI en Virginia luego de que un gran jurado de Houston lo acusó de 21 cargos por conspiración, estafa y obstrucción de la justicia.

El juez Frances Stacy aún tiene que decidir si Stanford sigue tras las rejas mientras espera el juicio que comenzará el 25 de agosto.

"Inocente, su señoría", dijo Stanford, de 59 años, vestido con un uniforme naranja y esposado frente a él. Nacido en Texas podría afrontar la prisión perpetua si se le declara culpable.

El caso de Stanford es el segundo de gran notoriedad que sacude la confianza pública en Wall Street y en el sistema regulatorio de Estados Unidos, luego de que Bernard Madoff, ex-presidente del Nasdaq, se declaró culpable de un inmenso fraude piramidal que podría haberle costado a los inversionistas hasta 65,000 millones de dólares.

Stanford está tomando el ansiolítico Ativan luego de haber recurrido al alcohol para lidiar con el estrés que le produce el caso, comentó su abogado penal en un documento.

El magnate fue trasladado a un tribunal de Houston a primeras horas del jueves luego de pasar una semana en centros de detención en Virginia y recientemente en Conroe, en el estado de Texas, a una hora de Houston.

Según la Comisión de Valores de Estados Unidos, Stanford, con la ayuda de ejecutivos de su firma y un importante regulador de Antigua y Barbuda, operó un "inmenso esquema Ponzi" o fraude piramidal durante más de una década, que se centraba en certificados de depósito de su banco en Antigua.

El jueves, las autoridades de la isla arrestaron al ex-jefe de regulación financiera Leroy King, luego de que el gobierno de Estados Unidos presentó la semana pasada cargos criminales contra él.

En un juicio civil relacionado, la Comisión de Valores acusó a Stanford de dar sobornos en la forma de 100,000 dólares en efectivo, entradas al Super Bowl y acceso a su flota privada de aeronaves.

El magnate de Texas dice que es inocente de los cargos y que su negocio multinacional era legítimo hasta que la Comisión lo "destripó" al presentar demandas civiles, que llevaron a la confiscación de todos sus activos por parte de un liquidador designado por la justicia.

Según Dick DeGuerin, el abogado penal de Stanford, su cliente no presenta riesgo de fuga, y el Gobierno no debería forzarlo a un "desfile policial" por el que el acusado es paseado con esposas frente a las cámaras de televisión.

El Gobierno de Estados Unidos argumentó en un documento que Stanford presentaba "riesgo serio de fuga" porque tenía los medios y motivos para escaparse del país en vez de afrontar la cadena perpetua.

Alrededor de 1,000 millones de dólares de depósitos de inversionistas en el banco de Antigua todavía no han aparecido, y los investigadores han encontrado 20 millones de dólares en una cuenta bancaria en Suiza que no estaba documentada en los registros de la compañía, dijo el Departamento de Justicia.

Stanford tiene una cadena internacional de "amistades ricas" que podrían ayudarlo y tiene "experiencia en el uso de jets privados de un momento a otro", dijo el Departamento en un documento.

Laura Pendergest-Holt, ex-presidenta de inversiones de Stanford Financial Group, acusada de obstruir la investigación de la Comisión, también se declaró inocente el jueves.

Otros dos ex-empleados de Stanford acusados de ayudarlo a falsificar registros financieros tenían que presentarse el jueves por separado.

 

Ahora ve
Así fue el escape del alcalde opositor venezolano Antonio Ledezma
No te pierdas
×