El CCE y la Iglesia piden sacar reformas

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado urge al PAN a aumentar su capacidad de negociación; Arzobispado llama a nuevos legisladores a dar prioridad en el Congreso a los temas fiscal y...
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Un órgano del Consejo Coordinador Empresarial (CEE) y la Arquidiócesis Primada de México coincidieron este domingo, a través de sus publicaciones, en urgir a los integrantes de la nueva legislatura federal a empujar reformas estructurales en México.

En su publicación "Análisis económico ejecutivo", el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), organismo dependiente del CEE, señaló que el PAN tendrá que aumentar su capacidad de negociación para aprobar reformas y el paquete económico de 2010, en un Congreso donde el PRI tendrá mayoría.
Consideró que ahora que en el Congreso la mayoría absoluta pertenece a un solo partido, que no es el que está en el poder, el entorno para llevar a cabo las reformas estructurales que requiere el país cambia radicalmente.
"Es evidente que en este contexto, el partido en el poder tendrá que aumentar su capacidad de negociación si quiere conseguir el apoyo necesario para llevar a cabo las propuestas de reforma, y ahora también la aprobación del paquete para el 2010", añadió.
La tarea no es fácil, acotó, puesto que se habrá de enfrentar a posturas en las que de facto no aceptarán cambios que pueden contribuir significativamente a la fortaleza de las finanzas públicas, pero que también podrían tener un costo político.
Subrayó que la falta de recursos para que el gobierno cumpla con sus funciones es cada vez mayor.
Señaló que la baja en los ingresos petroleros y la debilidad económica que ha ocasionado que la recaudación tributaria disminuya considerablemente, demanda soluciones inmediatas, pero que tengan una visión de largo plazo, lo cual resolvería también las necesidades de corto plazo.
A su juicio, uno de los problemas que requiere mayor atención es la generación de empleos, para lo cual se necesitan dos cosas: un ambiente de negocios que permita a las empresas desarrollarse eficientemente y eso permita la ampliación de la plantilla laboral.
Además, un mayor estímulo por parte del sector público en proyectos productivos que igualmente impulsen la creación de nuevos empleos, expuso el CEESP.
Abundó que para conseguir los recursos que requiere el gobierno existen diversos mecanismos, pero dado el entorno político, es posible que se eviten medidas que impliquen un descontento social, como el aumento al IVA o el alza de los precios y tarifas del sector público.
El organismo consideró que la propuesta, bajo el nuevo entorno del Congreso, parece centrarse en la ampliación del déficit y evidentemente en mayor endeudamiento.
Sin embargo, un mayor endeudamiento resultaría contraproducente ya que en el mediano y largo plazos demandaría mayores recursos para el pago de capital y su costo financiero, desviando importantes montos que podrían ser utilizados para proyectos productivos y generación de empleos.
Un entorno como este, estimó, podría obligar a las autoridades a buscar alternativas para conseguir los recursos faltantes, y entonces sí, recurrir a incrementos en precios y tarifas que en último de los casos llevarían a la economía a una mayor pérdida de competitividad.
Independientemente de lo que pase en materia tributaria, una de las soluciones más viables es incrementar la eficiencia en el gasto, revisando todos los programas del gobierno federal y eliminando todos aquellos que no tengan beneficio.
Incluso se puede analizar la posibilidad de eliminar o fusionar entidades que no tengan una incidencia positiva en la operación gubernamental, planteó.
En su opinión, se debe evitar que la falta de voluntad política lleve a soluciones fáciles, que si bien pueden paliar las dificultades de corto plazo, compliquen el desarrollo del país en años posteriores.
"Es el momento preciso para aprovechar la oportunidad de llevar a cabo los cambios que requiere el país y actuar con responsabilidad si realmente se desea mejorar el nivel de vida de la población", concluyó.

IGLESIA PIDE REACTIVAR ECONOMÍA

Por su parte, la Arquidiócesis Primada de México urgió a reactivar la economía y llevar a cabo las reformas estructurales que requiere el país, sobre todo en materias fiscal y laboral.
En el editorial del semanario Desde la fe, el Arzobispado señala que luego de los comicios quienes ahora tendrán la responsabilidad de gobernar y todos los actores sociales también deben pugnar por acabar con la corrupción que lastima a todas las estructuras del Estado.
Sobre las elecciones pasadas, consideró que el ganador es el abstencionismo y que el "voto nulo" se debe al desencanto de los electores con la democracia y una expresión amarga ante la realidad política, pero no es signo de castigo porque nadie da acuse de recibo.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×