Bancos desprecian pagarés de California

Bank of America, Wells Fargo y JPMorgan dejaron de aceptar como pagos los papeles del estado; los bancos ejercen presión para que los legisladores y el gobierno logren un acuerdo presupuestal.
bank-of-america-edificio-AP.jpg

Los californianos tienen menos lugares para redimir sus pagarés emitidos por el estado con efectivo restringido.

Al menos tres bancos importantes, Wells Fargo, JPMorgan Chase y Bank of America, dejaron de aceptar los pagarés después del viernes.

Aún así, más de 60 cooperativos de ahorro y crédito siguen aceptando el documento.

El contralor estatal, John Chiang, comenzó a emitir los pagarés el 2 de julio para conservar el efectivo, mientras que los legisladores y el gobernador Arnold Schwarzenegger luchan con respecto al cierre de la brecha presupuestal de 26,000 millones de dólares. El viernes también se marcó el inicio del tercer día libre obligatorio para la mayoría de los empleados del estado. 

El estado de California, la octava economía mundial más fuerte, ha emitido más de 90,000 pagarés con un valor de cerca de 355 millones de dólares. Los pagarés, también llamados garantías registradas, pagan una tasa de interés de 3.75% y pueden ser redimidas el 2 de octubre o antes si las autoridades estatales divididas llegan a un acuerdo presupuestal.

Los receptores incluirán contratistas estatales, agencias de servicio social y aquellos que tienen un adeudo de reembolsos fiscales.

Los bancos trabajarán con los clientes de forma personalizada para ayudarlos, quizá con ofrecimientos de líneas de patrimonio inmobiliario o préstamos a corto plazo, como señaló Beth Mills, vocera de la Asociación Bancaria de California. Pero las instituciones también esperan mandar un mensaje a Sacramento.

"Lo que a final de cuentas pueda satisfacer los intereses de todos será que el estado actúe rápido y resuelva el punto muerto en el que se encuentra el presupuesto", dijo. 

La decisión de Bank of America surge de su experiencia en 1992, la última vez que el estado emitió pagarés en medio de una crisis financiera. El banco, junto con Wells Fargo, estuvo entre los primeros en dejar de aceptar los pagarés; cerca de un mes después, se firmó un presupuesto.

"Mientras más tiempo se hayan aceptado las garantías registradas, más tiempo le tomó a la legislatura resolver el asunto", dijo Britney Sheehan, vocera de Bank of America. "No queremos que nuestra aceptación de las garantías registradas disuada al estado de alcanzar un acuerdo presupuestal lo más pronto posible".

Los clientes de cooperativos de ahorro y crédito pueden seguir redimiendo los pagarés. Las instituciones se vigorizan en espera de una ola de gente que deseé cambiar sus garantías por efectivo."Tienen más opciones", dijo Daniel Penrod, analista experto de la Liga de Cooperativos de Ahorro y Crédito de California (CCUL por sus siglas en inglés). "Si la gente busca estas opciones, se darán cuenta de que no están estancados en la fecha límite del 10 de julio".

Pagarés por regular

Algunas personas realmente quieren poner las manos en las garantías registradas, publicando avisos en los mercados en línea como Craigslist. Varias publicaciones ofrecen comprar el documento por 85 centavos de dólar, mientras que otras listas intentan vender los pagarés por 95 centavos de dólar.

Aún así, esta práctica ha aumentado los miedos de que los tenedores de pagarés desesperados resulten abusados y de que los falsificadores ingenien copias de las garantías.  

El tesorero estatal, Bill Lockyer, dijo la semana pasada que los compradores de garantías deben obtener una cuenta notariada de la venta por parte del receptor cuando adquieran un pagaré. Esto ocurrirá para ayudar a asegurar que la persona que redime los pagarés es su propietario legítimo, como dijo Bill Dresslar, vocero de Lockyer.

El jueves, la Comisión de Valores y Mercados (SEC, por sus siglas en inglés) dijo que los pagarés son valores y están sujetos a las disposiciones federales contra el fraude. La agencia también emitió una alerta a los inversionistas advirtiendo tanto a compradores como vendedores sobre los peligros al comerciar con estas garantías.

"Si tienes un pagaré y quieres venderlo antes de que madure, debes considerar si se te está haciendo un precio justo", indicó la alerta. Los inversionistas que desean comprar pagarés también deben entender quién es el vendedor; si lo compras por medio de un tercero, pregunta si la persona está registrada para realizar este tipo de transacción.

La acción de la SEC tiene impactos tanto positivos como negativos, como indican los expertos.

Esto debería reducir los timos pues las garantías deberán ser vendidas mediante corredores registrados, como dijo Joseph Fichera, quien encabeza Saber Partners, una compañía de consultoría financiera para el gobierno y corporativos. Los vendedores tendrán que revelar información y asegurarse de que están comerciando con los productos de forma adecuada.

Aún así, esto también es una dificultad para que los propietarios se deshagan de los pagarés, lo cual podría frustrar a los receptores que necesitan efectivo.

"En este territorio mal trazado, la SEC intenta ofrecer una especie de marco para la protección de los inversionistas", como dijo Fichera.

 

Ahora ve
No te pierdas