Cuba y EU reanudan diálogo migratorio

La Habana aplaudió la reanudación de las conversaciones migratorias interrumpidas en 2004 por Bush; Washington dijo que el diálogo muestra su interés por una discusión constructiva con la isla.

Negociadores de Cuba y Estados Unidos retomaron el martes las conversaciones migratorias suspendidas hace seis años, un paso que los viejos enemigos de la Guerra Fría consideraron positivo, pero aún insuficiente para normalizar sus deterioradas relaciones.

En la reunión en Nueva York, Estados Unidos pidió facilidades para que sus diplomáticos en La Habana supervisen la repatriación de aquellos cubanos interceptados mientras intentan atravesar los 145 kilómetros de mar que separan ambas costas.

Cuba dijo que el mayor obstáculo para cumplir un acuerdo migratorio suscrito en 1995 es una ley estadounidense que ofrece asilo político a los cubanos que ponen un pie en tierra firme y, en su opinión, hace que muchos arriesguen sus vidas haciéndose a la mar en balsas caseras o lanchas de traficantes.

"Participar en estas conversaciones subraya nuestro interés en sostener discusiones constructivas con el Gobierno de Cuba para avanzar los intereses de Estados Unidos sobre asuntos de interés común", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, en una declaración.

La Habana, por su parte, aplaudió la reanudación del diálogo migratorio interrumpido en el 2004 por el ex presidente George W. Bush y que fue reanudado a propuesta de su sucesor Barack Obama.

"Hemos tenido una sesión de trabajo fructífera que valida la utilidad del mecanismo de estas rondas para evaluar la marcha de los acuerdos migratorios", dijo el negociador cubano Dagoberto Valdés, según el comunicado.

Según el Gobierno cubano, las partes avanzaron en identificar áreas de cooperación para cumplir los acuerdos, suscritos tras el éxodo de balseros a comienzos de la década de 1990.

Cuba propuso un nuevo acuerdo migratorio, dijo el comunicado, sin dar ningún detalle.

La reanudación de las conversaciones es percibida como un paso hacia una eventual normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, enemistados desde la revolución que llevó a Fidel Castro al poder hace medio siglo.

La iniciativa fue de Obama, que tras asumir el poder hace seis meses propuso "relanzar" las relaciones con Cuba y eliminó restricciones para los viajes de los cubanos estadounidenses a la isla.

"Estados Unidos ve estas conversaciones como una forma de lograr resultados prácticos y positivos y contribuir a la total implementación de los acuerdos y la seguridad de nuestros ciudadanos", dijo en Washington el portavoz del Departamento de Estado.

Según el acuerdo del 1995, Cuba se comprometió a frenar las salidas ilegales y Estados Unidos a repatriar a los inmigrantes interceptados en alta mar y entregar unas 20,000 visas anuales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Una nueva ronda de conversaciones migratorias está programada para diciembre en La Habana.

 

Ahora ve
El 40% de los bitcoins disponibles está en manos de 1,000 personas
No te pierdas
×