Buell pone a México a correr

El segmento de súper deportivas tiene un nuevo líder en diseño, potencia y manejo, su nombre 1125R; su cualidad: manejo agresivo, diseño exótico y tecnología de punta.
buell-1125R-cortesia  (Foto: Cortesía)
Bernardo Flores Heymann
MILWAUKEE, Wisconsin (CNNExpansión) -

Buell Motorcycles tiene mucho que ofrecer además de motocicletas de alta velocidad. El arranque de la firma comenzó hace 26 años en el garage del piloto de carreras Erik Buell bajo la premisa de hacer una moto veloz, agresiva y ligera que cumpliera con las necesidades del piloto y no sólo con las ideas de un ingeniero.

Además de la Buell 1125R, la fabricante tiene otros modelos para satisfacer un manejo de aventura con la Ulysses o para la ciudad con la Firebolt y la Lightning.

A diferencia de otras motos deportivas como Suzuki, Honda o incluso su prima hermana MV Augusta, la motocicleta de Buell está respaldada por años de investigación y la aplicación de diferentes teorías para hacer que el piloto tenga una experiencia enfocada en el rendimiento del vehículo, por lo que manejar una Buell es manejar un vehículo personalizado.

Erik Buell, el creador de estas motos, como piloto tenía siempre un argumento contra los vehículos que manejaba: estaban diseñadas por ingenieros y no entendían las necesidades de los pilotos.

Así, persiguiendo su sueño, Buell comenzó Buell Motorcycles en East Troy, Wisconsin, Estados Unidos, aplicando sus conocimientos y conceptos a las peticiones de los pilotos de alta velocidad: centralización de la masa, rigidez del chasis y reducción del peso. Dos décadas después tenemos el cúlmen de su obra, la Buell 1125R.

Con el financiamiento de Harley Davidson y la planta de diseñadores, ingenieros y pilotos de la firma, Buell cuenta con el respaldo del emblemático fabricante y con el apoyo de miles de pilotos de carreras.

De manejo suave pero arranque potente, la 1125R tiene 6 velocidades que, aunados a los 140 caballos de poder, pueden desarrollar hasta 250 kilómetros por hora en un abrir y cerrar de ojos. Esto es quizá comparable con el GTO de GM o un automóvil de Fórmula 1. No por nada, estas motos son de las predilectas para competir en las principales pistas del mundo.

El arranque de la moto es imponente y agresivo, hay que saber controlar el cambio a segunda porque la sensación de libertad y potencia puede confundir incluso al piloto más experimentado.

Enfriada por líquido, la motocicleta es sinónimo de tecnología aplicada. Los tres principios de Buell se integran a la perfección con la 1125R para hacer que las líneas y tomas de aire le den un aire exótico y de excentricidad.

A diferencia de Suzuki, Kawasaki o incluso Triumph, Buell tiene un sistema de frenos que no trasmite la inercia por los rayos, sino a la llanta completa, entonces, antes de dejarse llevar por la sensación de libertad, recomendamos probar bien la potencia de los frenos.

La centralización de la masa en el centro de gravedad de la moto permite hacerla más ligera y darle al piloto la oportunidad de tomar curvas cerradas y esquinadas con mucha mayor facilidad, de ahí el eslogan de la marca: "Own the corners".

La 1125R aplica otro principio básico del motociclismo de alta velocidad: entre más ligero el vehículo, más provecho le podrás sacar. Y, en efecto, Buell ha aplicado la reducción de piezas en una moto para lograr un peso en vació de 170 kilogramos en contra de los casi 220 de sus competidores.

Si se pregunta qué más le ofrece esta motocicleta la respuesta es sencilla: convertirse en la envidia de los demás.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La marca llegó a México a través de las concesionarias de su hermana Harley Davidson, a fines del año pasado.

 

Ahora ve
Sebastián Piñera lidera las elecciones presidenciales en Chile
No te pierdas
×