Ecuador toma control de francesa Perenco

La empresa, que amenazó con parar el bombeo de 22,000 bpd, calificó la medida como ‘expropiación&#03 las autoridades señalaron que tomaron el control de las operaciones para asegurar la producción.

Ecuador tomó el jueves el control de las operaciones de las áreas concesionadas a la francesa Perenco en el país para asegurar la normal producción de los campos, en medio de una disputa entre las partes por una deuda tributaria pendiente.

Perenco amenazó el lunes con parar el bombeo de unos 22,000 barriles promedio día (bpd) que extrae de campos ecuatorianos, a partir de las 12:00 local (17:00 GMT) del jueves, para evitar que el país retenga su producción como forma de pago de una deuda tributaria de unos 350 millones de dólares.

Sin embargo, el Gobierno envió un equipo técnico liderado por el presidente de la estatal Petroecuador, Luis Jaramillo, para impedir la amenaza de la petrolera francesa y garantizar la operación normal de los campos, de los que extrae unos 22,000 bpd.

El funcionario viajó a los campos "para comunicarles (a los trabajadores) la decisión del Gobierno de continuar con las operaciones normales, a pesar de la decisión de los ejecutivos de Perenco (...) de suspender sus operaciones", dijo la estatal Petroecuador en un comunicado.

La petrolera estatal además dispuso a Petroamazonas, una de sus unidades, "ofrecer soporte al personal de Perenco, tanto en el aspecto económico y financiero para mantener la producción de los bloques 7 y 21".

El presidente Rafael Correa, un aliado del mandatario venezolana Hugo Chávez, ha emprendido acciones para aumentar la presencia estatal en sectores clave de la economía.

La disputa entre la petrolera y Ecuador se originó por la negativa de la firma a reconocer la deuda tributaria por 350 millones de dólares, deribada de una ley que obligaba a las petroleras a entregar el 99 por ciento de ingresos extras por los elevados precios del petróleo.

En marzo, Quito decidió retener la producción de la firma hasta cobrar el total de la deuda.

"La situación jurídica de la compañía será analizada por el Ministerio de Petróleos, con el objetivo de situar la figura jurídica para el futuro de los bloques que operaba Perenco, mientras ésta no tome otra decisión", agregó el comunicado.

Expropiación

Perenco calificó al control de las operaciones por parte del Gobierno como una "expropiación" y aseguró que la acción oficial la añadirá en la demanda que impulsa contra el país ante el CIADI por la ley de reparto de ganancias.

"El Gobierno tomó control de las operaciones y eso es básicamente lo que se llama expropiación. Eso se llama una toma de las instalaciones", dijo el gerente regional de Perenco, Rodrigo Márquez, vía telefónica.

El Ministerio de Petróleos aseguró en un comunicado que los trabajadores de Perenco, a quienes el Gobierno les garantizó estabilidad laboral tras el respaldo a las acciones gubernamentales, impidieron suspender la producción de crudo.

Las autoridades han insistido en que la decisión de Perenco de suspender el bombeo es "ilegal" y han dicho que aplicarán la Constitución y las leyes ecuatorianas para evitarlo.

Los campos en conflicto operaban utilizando el sistema informático de Petroamazonas, entidad creada por el Estado para administrar los campos confiscados a Occidental en mayo del 2006, debido a que Perenco desde su oficina principal en el país cortó el soporte técnico.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El crudo retenido a Perenco, unos 2 millones de barriles, ha sido subastado por el país, siendo la única oferente la estatal Petroecuador.

Perenco no ha llegado a un acuerdo con el socio más pequeño de la OPEP para modificar su contrato de participación a uno de prestación de servicios, como lo hicieron las otras petroleras.

Ahora ve
Las acusaciones de negligencia se asoman tras el sismo en México
No te pierdas
×