Indagan regalos de heredera de L’Oreal

Francia investiga la causa por la que Liliane Bettencourt dio regalos por 1,400 mdd a un amigo; la mujer, de 86 años, es la mayor accionista de L&#039Oreal y la más acaudalada de Europa.
Liliane Bettencourt  (Foto: CNN)

Una corte francesa examinará si la heredera de la fortuna L'Oreal, la mujer más rica de Europa, estaba en pleno uso de sus facultades cuando hizo regalos por un total de unos 1,400 millones de dólares a un amigo más joven. El fiscal Philippe Courroye, que ha investigado durante más de un año los regalos hechos por Liliane Bettencourt al fotógrafo Francois-Marie Banier, dijo el miércoles a Reuters que el caso llegaría a juicio en septiembre.

Banier, de 62 años e integrante de los círculos más elegantes de París desde hace cuatro décadas, ha recibido material gráfico, cheques, efectivo, un seguro de vida y otros regalos de Bettencourt desde el 2002.

Fuentes judiciales estiman que el valor total de los regalos llega a 1,000 millones de euros.

"Lo que le he dado a Francois-Marie Banier, aunque es bastante, no es demasiado cuando lo pones en perspectiva", dijo Bettencourt en diciembre al diario Le Journal du Dimanche, en su única entrevista sobre el asunto.

Bettencourt, de 86 años, es la mayor accionista en el gigante de cosméticos L'Oreal, la compañía fundada por su padre. Forbes estimó este año que su fortuna asciende a 13,400 millones de dólares, lo que la ubica en la posición número 21 en la lista de multimillonarios de la revista.

La investigación de Courroye sobre los regalos se originó por una queja presentada a fines del 2007 por la hija de la mujer, Francoise Bettencourt-Meyers, quien acusa a Banier de aprovecharse de la fragilidad de su madre para conseguir enormes sumas de ella a través de la extorsión.

Courroye ha intentado persuadir a Bettencourt para que acepte una evaluación psiquiatrica independiente, pero ella se ha negado. Su hija sostiene que Banier la ha acosado en momentos en que ella se encontraba mental y físicamente frágil.

"¿Ella realmente tomó sus decisiones de manera libre? Me resulta difícil de creer", dijo Bettencourt-Meyers a la revista francesa Le Point.

Los medios franceses se han concentrado en los últimos meses en el escándalo, publicando historias que muestran a Bettencourt como una viuda solitaria enviciada en su amistad con el elegante Banier y cediendo a sus cada vez más exigentes demandas.

Bettencourt, quién actualmente no habla con su hija, ha rechazado con fuerza esa versión de los hechos.

La anciana dice que Banier es un querido amigo a quien conoce desde hace dos décadas y que la presentó en interesantes círculos artísticos. La heredera ha dicho que se encontraba en pleno uso de sus facultades cada vez que le dio un regalo.

"La vida no sería divertida si sólo vieras gente de tus mismos antecedentes", dijo Bettencourt en la entrevista de diciembre.

"Mi hija debe entender que soy una mujer libre", agregó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×