Basílica de Guadalupe, joya de la corona

El templo guadalupano se ostenta como el santuario católico más visitado en todo el mundo; Guillermo Schulenburg, el último abad del recinto, falleció este domingo a los 93 años de edad.
Basilica-de-guadalupe  (Foto: Notimex)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Basílica de Guadalupe fue el sitio elegido para despedir a Guillermo Schulenburg, el último abad del templo mariano que dirigió por 33 años y que representa el santuario católico más visitado del mundo, según un estudio de la Oficina Española de Turismo en Roma. Schulenburg falleció este 19 de julio a los 93 años de edad en el hospital Los Ángeles, en Lindavista.

El turismo religioso es una industria que genera anualmente alrededor de 18,000 millones de dólares (mdd) a nivel mundial provenientes de 330 millones de personas que visitan los llamados lugares santos, a decir del reporte de la Conferencia Internacional de Turismo Religioso.

El recinto mariano recibe en un domingo ordinario a aproximadamente 200,000 visitantes, de acuerdo con cifras de su sitio web. Esta cifra la coloca por encima de otras sedes católicas como el santuario de Lourdes, en Francia y Fátima en Portugal.

Además de ser el lugar preferido para visitar por los católicos en el mundo, la Basílica de Guadalupe, construida entre 1974 y 1976, es una importante fuente de ingresos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El santuario dedicado a la virgen del Tepeyac, recibe limosnas por 24 millones de pesos (mdp) al año de 20 millones de peregrinos, lo que representa el 1.26% de las dádivas del Vaticano, que suman 2,599.6 mdp, según el último dato a 2006 de la Santa Sede.

Actualmente la Basílica de Guadalupe, que tiene una capacidad para recibir a 50,000 fieles, cuenta con 500 empleados, y en 2004 generó ganancias a la Arquidiócesis por un total de 6.5 mdp.

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×