¿Cómo reiniciar tu carrera profesional?

Regresar al mercado laboral después de haber tomado una pausa puede ser muy difícil; conoce cuatro estrategias para ponerte al corriente y conseguir el trabajo ideal.
contactos-empleados-empleo-JI.jpg  (Foto: Júpiter Images)

Li Graham está muy ocupada: es madre de trillizos de seis años y de otro de dos. Su minivan, el bote de la ropa sucia y su carrito del supermercado están llenos. Aún así, Graham, de 49 años, quien ha pasado los últimos seis años en casa después de haber trabajado 18 años en la industria de la publicidad, ansía la satisfacción que sentía como profesional (no sin mencionar los beneficios financieros).

Cuando el mercado cayó, ella y su esposo, Steve, ejecutivo de 50 años en una compañía aeroespacial, perdieron cerca del 40% de sus ahorros para el retiro. Además, la compañía de Steve limitó los seguros de desempleo y, mientras su empleo parece ser estable, los Graham están concientes de que ningún empleo es completamente seguro hoy en día. "Me preocupa que yo no esté aportando lo suficiente", dijo Li.

Muchas madres comparten la preocupación de Li. En un sondeo reciente hecho por MyWorkButterfly.com, un sitio para las madres que regresan a sus trabajos, el 71% de las madres que regresaron a trabajar dijeron que la seguridad financiera era el beneficio más importante.

Hoy en día, muchas madres que se quedan en casa (como mujeres retiradas u otras que no han trabajado de tiempo completo desde hace un tiempo) se han dado cuenta de que encontrar un trabajo no es nada fácil. No sólo se enfrentan a la peor sequía laboral desde hace décadas, sino que compiten con otros candidatos que no están tan oxidados ni tienen tantas brechas curriculares que explicar.

Las siguientes estrategias deberían ayudar a Li (y a cualquier otra persona que vaya saliendo de sus paréntesis laborales) a retomar el paso.

Asegura tu motivación

Los dos factores que deberías dedicarle a tu enfoque laboral son el tipo de trabajo que deseas, y los beneficios financieros que esperas.

Muchas madres pasan por un período de "flotación" cuando intentan decidir qué tipo de trabajo buscan, como dice Carol Fishman Cohen, cofundadora del sitio para quienes regresan a trabajar iRelaunch.com. Li, por ejemplo, tiene cerca de cuatro ideas de negocios pequeños y también está considerando regresar a la publicidad o elegir una carrera con un horario más flexible, como el campo educativo.

Para reducir las posibilidades, piensa en las horas que estás dispuesto a trabajar y en los horarios que necesitas. Toma en cuenta en qué trabajo tienes más posibilidades de ser contratado. Por ahora, el gobierno, la salud y la educación son los rubros que tienen mayores posibilidades de contratación, dice Terry Nigel, director de Encore.org, un recurso para la gente que busca una segunda carrera. En la industria de Li, algunas publicaciones Web manejaron la caída económica mejor que sus contrapartes impresas.

Ahora considera tus objetivos financieros: si tu necesidad más fuerte es un ingreso extra, deduce la cantidad mínima que quieres tener después de restar los gastos de cuidados para los niños, transporte, comidas y tintorería.

Pero el sueldo no lo es todo. Deberías agregar valores clave como seguros de vida y de salud, y estos podrían ser más baratos a los que ya tienes. Si tienes una necesidad fuerte de recuperar tus ahorros para el retiro, querrás enfocarte a empresas que ofrezcan el seguro de desempleo y hasta una pensión, como dice la asesora financiera Amy Barrett. 

Destapa las brechas de conocimiento

Un aspecto del que las madres que regresan a trabajar pueden estar seguras es que la forma en la que solían trabajar antes probablemente ha cambiado de forma dramática. Para descubrir lo que necesitas aprender o pulir, Fishman Cohen sugiere que hablen con ex colegas para preguntarles qué nuevas habilidades son cruciales para el trabajo. "Hagan preguntas como: ¿Recuerdas que antes usábamos hojas de cálculo especiales para sacar costos? ¿Cómo lo hacen ahora?", dice.

Reconstruye tu red de trabajo

Con o sin recesión, la mayoría de la gente sigue encontrando empleo gracias a los contactos personales. La prioridad número uno es reconectarte con la mayoría de tus colegas de trabajo. Eso no sólo incluye a la gente en tu nivel, sino a aquellos que estaban debajo de ti (debido a que saliste del ambiente laboral, probablemente ellos avanzaron y tal vez incluso estén en un puesto que les permite hacer contrataciones).

Li puede emplear una red profesional como LinkedIn par expandir sus conexiones y tener una forma de contactar a las personas que trabajan para sus ex empleados. También puede reforzar su perfil en línea haciéndose de recomendaciones de ex colegas o de gente con la que se haya relacionado durante sus años en casa.

Sal de casa

Sin importar lo buenos que sean tus contactos, tendrás que seguir buscando una forma de sobresalir de entre cientos de competidores laborales calificados. Busca en tu red laboral reformada si alguien necesita ayuda externa en algún proyecto de consultoría. Con todos los despidos que se han dado, los empleadores necesitan ayuda para terminar algunos proyectos a corto plazo. Una vez que el jefe se familiarice con tu trabajo, será más probable que te considere para un puesto fijo.

También podrías encontrar un trabajo como voluntario: incluso si eso no es un empleo, te dará algo actualizado para incluir en tu currículo.

Un punto a favor para las mamás es que, si buscan flexibilidad, esto puede ser útil; Allison O'Kelly, fundadora de Mom Corps (empresa dedicada a ayudar a las mujeres a reincorporarse a la fuerza de trabajo) dice que "ofrecerse a trabajar por medio tiempo o a prueba puede ser muy atractivo para un empleador que necesita reducir costos". Finalmente, hay que ser realistas: para que te contraten necesitas aceptar un puesto igual o menor al que tenías antes. 

Todo esto tiene sentido para Li, quien recientemente se llenó de entrevistas laborales para puestos en publicidad. "No estoy segura de cómo va a funcionar", dijo, "pero estoy lista para tomar ambos papeles ahora".

Tres soluciones rápidas

Li y Steve Graham necesitan recuperar sus ahorros para el retiro. El primer paso es ahorrar dinero.

1. Crea una cuenta de retiro individual (IRA, por sus siglas en inglés) lo más pronto posible. Los Graham no deberían esperar para darle financiamiento a sus cuentas para el retiro. Li, quien cumplirá 50 años en noviembre, y Steve, pueden contribuir juntos con 6,000 dólares para su cuenta IRA Roth este año. Además, Li debería financiar su propio plan para el retiro cuando regrese a trabajar. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

2. Saca lo mejor de tu currículo. No tiene caso intentar cubrir una brecha profesional. Li puede catalogar el tiempo que duró en casa como "personal", justo debajo de su experiencia laboral. Aún así, debe asegurarse de mencionar trabajos voluntarios o externos que se relacionen con sus objetivos laborales.

3. Busca un puesto fijo. Li es tan flexible que ha considerado autoemplearse, pero debe entender lo costoso y tardado que es un negocio pequeño, como dice Leslie Godwin, asesora profesional especializada en madres que regresan a trabajar. Un puesto corporativo ofrece la posibilidad de un plan de retiro, lo que le permitirá a los Graham recuperar sus ahorros más pronto. 

Ahora ve
Los opositores a Maduro irrumpen sesión de OEA
No te pierdas
ç
×