Ahmadinejad jura como presidente de Irán

Después de la discutida elección de junio, Mahmoud Ahmadinejad asumió el cargo ante el parlamento; sitios web opositores al régimen anunciaron que habría protestas.

Mahmoud Ahmadinejad asumió el miércoles el cargo de presidente de Irán, casi ocho semanas después de una discutida elección que desató los más violentos incidentes desde 1979 que provocó una profunda división en las élites clerical y política de la república islámica. El dirigente de línea dura, de 53 años, hizo su juramento ante el parlamento, cuya sede estaba rodeada por efectivos antidisturbios que se habían desplegado por las calles para prevenir protestas de los simpatizantes de los candidatos opositores, que dicen que la elección fue arreglada.

"Yo, como presidente de la República Islámica de Irán, juro ante el sagrado Corán y la nación iraní y Dios ser el guardián de la religión oficial, la república islámica, y la constitución", expresó Ahmadinejad en la ceremonia.

Sitios web opositores al presidente dijeron que simpatizantes del principal rival político de Ahmadinejad, Mirhossein Mousavi, estaban planeando protestas.

Un testigo dijo que cientos de partidarios de Musavi se congregaron junto al edificio del Parlamento a pesar de la fuerte presencia de agentes antidisturbios y miembros de la milicia religiosa basij.

La policía arrestó al menos a 10 manifestantes, dijo el testigo, y añadió que se había cortado la señal de los teléfonos celulares.

Ahmadinejad dijo que Irán desea la coexistencia pacífica con el mundo pero resistirá cualquier potencia "acosadora".

El presidente de Estados Unidos y los líderes de Francia, Gran Bretaña, Italia y Alemania han decidido no felicitar a Ahmadinejad por su reelección. Pero la Casa Blanca reconoció que Ahmadinejad "es el líder electo" de Irán.

Ahmadinejad reaccionó de manera cortante ante el vacío que le hicieron las potencias occidentales.

"Escuchamos que algunos de los líderes de Occidente han decidido reconocer pero no felicitar al nuevo Gobierno", dijo el reelecto mandatario. "Bueno, nadie en Irán está esperando sus mensajes", agregó.

El presidente tiene ahora dos semanas para presentar los nombres de su gabinete ante el parlamento para que el cuerpo legislativo lo apruebe, pero podría enfrentar cuestionamientos tanto de los conservadores que dominan la asamblea como de los moderados.

Mousavi y otro candidato moderado derrotado, Mehdi Karoubi, dicen que el nuevo gobierno es ilegítimo, en claro desafío a la persona más poderosa del país, el Líder Supremo ayatolá Ali Khamenei, que apoyó formalmente a Ahmadinejad.

Ahmadinejad ha debido enfrentarse con algunos dirigentes de línea dura que se enojaron con su primer candidato para ocupar la primera vicepresidencia, Esfandiar Rahim-Mashaie. Y los dirigentes se decepcionaron aún más cuando el presidente se tomó una semana para obedecer la orden de Khamenei de desplazar a Mashaie.

Sin embargo, Khamenei describió a Ahmadinejad como "valiente, trabajador y sensato", en una ceremonia celebrada el lunes y que fue boicoteada por los líderes moderados, entre ellos los ex presidentes Mohammad Khatami y Akbar Hashemi Rafsanjani, que apoyan a Mousavi.

Al menos 20 personas murieron desde las elecciones del 12 de junio en episodios de violencia y cientos han sido arrestados.

Ahora ve
Uber y Volvo hacen equipo para fabricar miles de vehículos autónomos
No te pierdas
×