México presionará en tema de transporte

Calderón abordará con Obama la disputa sobre el transporte terrestre en la reunión del domingo; el problema llevó a México a aplicar aranceles a varios productos de Estados Unidos.
calderon-obama  (Foto: Notimex)

El presidente de México, Felipe Calderón, pondrá presión sobre su homólogo estadounidense Barack Obama el domingo para que se resuelva una disputa sobre el transporte terrestre que llevó a México a aplicar aranceles a una gama de productos de su vecino del norte. "El presidente Calderón hará presión en nuestra posición, y sería grandioso que pudiésemos resolver este asunto para finales del año a más tardar", dijo el miércoles un funcionario mexicano, quien pidió no ser nombrado.

Calderón recibirá a Obama y al primer ministro de Canadá, Stephen Harper, en una cumbre de los líderes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en la occidental ciudad de Guadalajara.

Obama y Calderón tendrán conversaciones bilaterales el domingo, antes de la reunión de los tres líderes, el lunes.

Estados Unidos acordó, como parte del TLCAN, permitir que camiones mexicanos transporten productos hacia cuatro estados fronterizos con México a partir de 1995, y a todo el país a partir del 2000. Pero la implementación de ese acuerdo ha sido demorada por motivos de seguridad.

Un panel de resolución de disputas del TLCAN falló en favor de México en el 2001, pero México decidió posponer sanciones luego de que el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, prometió actuar para implementar el acuerdo.

En marzo el Gobierno de México tomó acciones punitivas, aplicando aranceles sobre unos 2,400 millones de dólares en productos manufactureros y agrícolas de Estados Unidos, luego de que Obama dio por terminado un programa piloto que le permitía a los camiones mexicanos circular más allá de un radio de 40 kilómetros desde la frontera estadounidense.

"Cuando el Congreso decidió retirarle los fondos al programa, fuimos informados de que propondrían algo concreto relativamente rápido", dijo el funcionario mexicano.

"Creemos de buena fe en la intención de la administración (estadounidense) de moverse en este tema, pero francamente no vemos demasiado movimiento", agregó.

México entiende que Obama tiene prioridades como una reforma al sistema de salud e impulsar el crecimiento económico, pero "hemos estado esperando por 15 años", afirmó el funcionario mexicano.

El poderoso sindicato estadounidense de transporte, los Teamsters, se opone a compartir la carretera con los mexicanos, y alega que México tiene que reforzar sus estándares de seguridad.

México dice que ya ha tomado medidas para cubrir los requerimientos de seguridad estadounidenses, y alega que la verdadera razón de la cancelación del programa es el proteccionismo.

Es imposible especular si México aceptará nuevos requerimientos de seguridad, como que los conductores mexicanos que vayan a Estados Unidos hablen inglés y puedan leer las señales de tránsito, "hasta que veamos algo en el papel", dijo el funcionario mexicano.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Cumplimiento o no de contrato enfrenta a Neymar con el Barcelona
No te pierdas
×