Baby boomers en México confían en Obama

Norteamericanos que viven en Guadalajara esperan que la relación México-EU mejore con el demócrata; con 12,000 extranjeros en la ribera del Chapala, Ajijic ignora los embates de la crisis económica.
Ajijic  (Foto: Especial)
René Valencia
GUADALAJARA, México (CNNExpansión) -

A media hora de distancia de Guadalajara, en donde los primeros mandatarios de Estados Unidos y Canadá, Barack Obama y Stephen Harper, respectivamente, son recibidos por su homólogo mexicano Felipe Calderón, la más importante comunidad norteamericana fuera de sus países de origen recibe con apacibilidad la visita de sus líderes. En la ribera de Chapala, el lago más grande de México, se encuentra la comunidad de Ajijic, hogar habitual de alrededor de 12,000 extranjeros, la mayoría de ellos de Estados Unidos y Canadá.

Una buena parte de esta población corresponde a jubilados que han escogido estas tierras cálidas como un refugio para vivir buenos años en su retiro.

Es el caso de Bridget Darby, de 63 años, quien nació en Irlanda, pero que vivió 25 años en Estados Unidos, donde adquirió su ciudadanía y se jubiló de gerente de un restaurante en Colorado.

"Vine a vivir a Chapala básicamente por el clima, y también por el costo de vida. Soy soltera y es muy difícil para mí vivir retirada en Estados Unidos, yo no podría haberme sostenido con mi pensión allá, en lo absoluto. Aquí mi dinero dura más".

Esta importante comunidad norteamericana ha creado una especie de enclave económico en esta región que no parece haber sido afectado de manera significativa por la crisis económica que viven sus países de origen y su actual hogar.

Al fin y al cabo las pensiones siguen fluyendo, y hasta su poder adquisitivo aumenta conforme el dólar sube con respecto al peso mexicano.

Un ejemplo de ello es el mercado inmobiliario de Ajijic, esta población que es delegación del municipio de Chapala, y que está directamente relacionada con la economía de sus habitantes foráneos. Al contrario que otros lugares del país, aquí los precios de las casas y terrenos han mantenido su nivel.

"La gente no está vendiendo sus casas a bajo precio", indica Darby. Aunque el mercado no tiene el dinamismo de antes, no hay ventas de pánico porque no hay razón para marcharse.

Esta pequeña economía ofrece puestos de trabajo a norteamericanos como Terry Vidal, de 49 años y originario de Nebraska, quien es administrador de la Lake Chapala Society, una de las más importantes asociaciones de extranjeros residentes, luego de una trayectoria como director de museos en varios estados del país vecino.

Vidal señala que la crisis ha afectado levemente a la economía local. "La actividad económica ha estado más lenta, pero últimamente han venido muchos visitantes de Guadalajara y de la Ciudad de México y esto ha mejorado un poco".

Aunque no está prevista una reunión entre los representantes de las dos principales nacionalidades que viven aquí con los mandatarios de sus países, están de alguna manera pendientes de la llegada de Obama, por el que muchos colonos sufragaron.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Votante demócrata de toda la vida, Vidal asegura que la relación entre México y Estados Unidos tiene que mejorar con Obama respecto a la presidencia de Bush. ¿Por qué razón? Se le pregunta. Y la respuesta es llana: "Simplemente porque Bush es un pendejo".

Por su parte, Bridget Darby, tradicionalmente republicana, votó por primera vez por el candidato del Partido Demócrata a la Presidencia de Estados Unidos en las últimas elecciones. "Necesitábamos un cambio", refiere.  "Necesitábamos integrarnos a la comunidad global".

Ahora ve
Polémica por información no verificada del pago a Gal Gadot en ‘Wonder Woman’
No te pierdas
ç
×