Los grandes desperdicios de EU en salud

Más de 1.2 billones de dólares destinados a la salud en ese país son malgastados cada año; la reforma propuesta por Obama busca resolver las principales fugas de capital en el sector.
medico-seguro-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Parija B. Kavilanz
NUEVA YORK -

1.2 billones de dólares se fueron al caño.

Eso es la mitad de los 2.2 billones de dólares que Estados Unidos gasta en cuidado a la salud cada año, según la información más reciente del Instituto de Investigación de la Salud. 

Y, ¿a qué podemos llamar desperdicio? El informe identificó 16 áreas distintas en donde se desperdicia el dinero destinado a la salud, pero en pláticas con doctores, enfermeras, grupos hospitalarios y defensores de los pacientes, hay seis áreas que absorben cerca de 500,000 millones de dólares cuya aplicación será puesta a consideración en el debate de reforma de cuidados a la salud.

Demasiadas pruebas

Las órdenes de pruebas o procedimientos innecesarios ordenados por doctores para aumentar sus ingresos o por otras preocupaciones es el mayor gasto del sector salud, pues le cuesta al sistema al menos 210,000 millones de dólares al año, según el informe. Este problema se llama "medicina defensiva".

"Algunas veces la motivación es evitar demandas por malapraxis, o hacer más dinero porque se les compensa más mientras más hagan", como dijo el Dr. Arthur Garson, rector de la Universidad de Virginia y ex decano de la Facultad de Medicina. "Hay quienes están convencidos de que hacer más pruebas es la mejor opción".

"Pero aunque el dinero se gaste en un paciente, eso no significa que el resultado ya no sea un desperdicio", dijo Garson.

Algunos conservadores han sugerido que limitar las razones de la malapraxis podría ayudar a resolver el problema.

El presidente Obama no está de acuerdo, de hecho, su propuesta de reforma alienta a los doctores a que realicen prácticas basadas en lineamientos de evidencias como una forma para reducir exámenes innecesarios.

Llenar las molestas formas

Los procesos de papeleos ineficientes son la segunda mayor área de gastos innecesarios, pues cuestan cerca de 210,000 millones de dólares al año.

"Gastamos mucho tiempo y dinero intentando hacer que las aseguradoras paguen", dijo el Dr. Terry McGenney, médico general en la ciudad de Kansas.

"Hasta las compañías aseguradoras tienen sus propias formas y algunos consultorios gastan el 40% de sus ingresos llenando el papeleo que no tiene nada que ver con el cuidado a sus pacientes, cuando mucho de esto podría hacerse de forma automática", dijo McGenney.

El Dr. Jason Deeds, medico familiar en un consultorio privado en Misisipi, dijo que su consultorio frecuentemente tiene que volver a mandar formularios que fueron "mágicamente rechazados".

"Eso le suma costos a nuestras cuotas administrativas y alarga el ciclo de pagos, lo que afecta nuestro flujo de capital", dijo.

Deed también pasa mucho tiempo obteniendo "pre-certificaciones" por parte de las aseguradoras para que aprueben ciertos procedimientos.

Susan Pisano, vocera de America's Health Insurance Plans, dijo que se podrían ahorrar cientos de miles de millones de dólares si se estandarizaran los procedimientos y el uso de tecnología, algo que, según la Casa Blanca, es clave para el reforma de cuidado a la salud.

"Para que esto ocurra, necesitamos la tecnología adecuada. Los doctores y los hospitales deben adoptarla y nosotros debemos crear reglas para intercambiar información entre doctores, hospitales, y planes de salud", dijo.

Pisano dijo que la industria está trabajando en un programa piloto que saldrá a finales de este año para permitir a los doctores comunicarse con todos los planes de salud mediante un proceso estandarizado.

Usar la sala de emergencia como clínica

Cada vez más pacientes con y sin seguro se atienden en las salas de emergencia, lo que cuesta 14,000 millones de dólares al año.

"Este no es el uso adecuado de la sala de emergencias", dijo Dee Swanson, presidente de la Academia Estadounidense de Prácticas de Enfermería". "No debes ir a la sala de emergencia por tener irritada la garganta".

Como la sala de emergencias está legalmente obligada a tratar pacientes, Swanson dice que los proveedores encuentran la forma de justificar los costos de tratar a quienes no están asegurados a expensas de otros pacientes, como los que pagan de su propio bolsillo.

Dee también opina que los clientes que no atienden adecuadamente sus problemas de diabetes o presión sanguínea, deben recurrir frecuentemente a la sala de emergencias.

"Ir al médico por tener una irritación en la garganta cuesta entre 65 y 70 dólares. En la sala de emergencias cuesta entre 600 y 800 dólares", dijo.

El estímulo de 787,000 millones de dólares aprobado por el presidente Obama a principios de este año colocó 1,000 millones de dólares en financiamiento para bienestar y prevención, de los cuales 300 millones de dólares son para inmunizaciones y 650 millones para programas de prevención de enfermedades crónicas como la obesidad y la diabetes.

Errores médicos

Los errores médicos le cuestan a la industria 17,000 millones de dólares desperdiciados al año, lo que enfurece a grupos defensores de pacientes.

"¿Tenemos un buen sistema tecnológico para prevenir esto?", pregunta Kim Bailey, analista de Families USA. 

Bailey sugirió que los procesos como órdenes computarizadas para la entrada de medicamentos y llevar registro de medicamentos podría ayudar a asegurarle a los pacientes que están recibiendo la dosis correcta de medicamentos en los hospitales.

El estímulo también plantea el desarrollo de estándares para facilitar la adopción de intercambio de información médica para 2010.

Obama ha dicho en varias ocasiones que el uso de la tecnología en el sector salud logrará ahorros, impulsará la coordinación médica y reducirá errores médicos así como procedimientos innecesarios.

Regresar al hospital

Dar de alta a los pacientes demasiado pronto es un enorme gasto de dinero, dijo Swanson.

"Esto ocurre sobre todo con pacientes mayores a quienes se les da de alta con premura por razones del seguro", dijo.

Muchas veces los pacientes no siguen las indicaciones después de que son dados de alta, por lo que son reingresados sólo una semana después.

Se cree que el costo de readmisiones prevenibles al hospital es de 25,000 millones de dólares al año.

Entre los planes de reforma, una propuesta es que Medicare penalice a los hospitales que readmitan a los pacientes a 30 días del alta.

Se te olvidó lavarte las manos

Hay dispensadores de desinfectante para manos por una buena razón: se desperdician 3,000 millones de dólares al año por infecciones adquiridas durante la estancia en hospitales.

Algo tan simple como lavarse las manos podría evitar el problema. Se cree que en ocasiones los doctores son las personas a quienes cuesta más trabajo convencer de esto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El estímulo aprobado por Obama incluye 50 millones de dólares para reducir infecciones asociadas con los cuidados de salud.

Otras áreas de desperdicio de dinero incluyen 493,000 millones de dólares por comportamientos riesgosos como fumar, obesidad y abuso del alcohol, 21,000 millones de dólares en cambios de personal, 4,000 millones de dólares en prescripciones médicas escritas en papel y 1,000 millones de dólares en sobre-prescripción de antibióticos.

Ahora ve
Macri festeja el triunfo de su coalición en comicios legislativos de Argentina
No te pierdas
×