Argentina rechaza ceder en veto a agro

El Gobierno dialogará con los productores, pero no retrocederá en la anulación de sus beneficios; el paro de una semana que inicia el viernes podría afectar a las exportaciones si se extiende.
maiz-granos-jupiter  (Foto: Jupiter Images)
BUENOS AIRES (CNN) -

El Gobierno argentino dijo este miércoles que está abierto a dialogar con productores rurales que entrarán en huelga este viernes, aunque ratificó que no retrocederá en la anulación parcial de una ley que contemplaba beneficios al agro, cuyo veto enfureció al sector.

La huelga comercial de los agricultores durará una semana, y mientras podría afectar a las exportaciones, marca un nuevo capítulo de una agria disputa sobre la política para el sector, que ha debilitado al Gobierno de la presidenta Cristina Fernández y a la economía de uno de los mayores exportadores mundiales de alimentos.

"Al paro yo no le encuentro asidero, con todo el respeto que me merecen (los agricultores). No se comprende con claridad cuál es el objetivo que se está siguiendo con un paro de estas características", dijo a periodistas el jefe de Gabinete de ministros, Aníbal Fernández.

La huelga, que por principio afectará la comercialización de granos y si se extiende podría perjudicar las ventas al exterior, fue lanzada después que la presidenta vetó un beneficio fiscal para productores golpeados directamente por una sequía. Ese beneficio había sido aprobado en el Congreso, incluso por legisladores oficialistas.

Pero el ministro Fernández dijo que "el veto era inexorable, porque (la ley aprobada) era de imposible cumplimiento", sugiriendo que podrían producirse casos de elusión de tributos si se eliminaban impuestos a la exportación desde zonas afectadas por la sequía.

"¿Cómo se determinaría quien sufrió la sequía? Inteligentemente hay que vetarlo por el interés de todos los argentinos", dijo el ministro, agregando que "nunca voy a decir que se va a cortar el diálogo".

La tirante relación entre el agro y el Gobierno se había tensado más la semana pasada cuando el Congreso renovó la facultad del Poder Ejecutivo de fijar los impuestos a las exportaciones, pero el veto fue para los agricultores la gota que derramó el vaso.

En el 2008, los paros comerciales y cortes de ruta de los productores, que protestaban contra un alza impositiva a las exportaciones de soja, sumergieron al Gobierno en una crisis política y afectaron la marcha de la economía doméstica.

Las protestas también paralizaron las exportaciones de granos del país, repercutiendo en los principales mercados internacionales de materias primas.

El conflicto agrario que se inició en marzo del 2008:

* Argentina es el tercer exportador mundial de soja y lidera en los sectores de aceite y harina de soja.

* El país también es el tercer exportador de maíz y es uno de los principales productores de carne vacuna.

* Las exportaciones de soja y sus derivados, tales como el aceite y la harina, aportaron al país unos 16,500 millones de dólares en 2008, representando un 23.4% del total de las exportaciones del país sudamericano.

* Las exportaciones argentinas de granos y derivados sumaron 71 millones de toneladas en 2008, desde los 75 millones de toneladas del 2007, debido a las huelgas del sector que afectaron las exportaciones. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

* Pese a los esfuerzos del sector agrario para bajarlos, los actuales impuestos a la exportación de soja de un 35% son una importante fuente de ingresos para el Gobierno. 

* Una severa sequía en muchas regiones agrícolas de argentina redujeron radicalmente las exportaciones y la siembra del trigo.

Ahora ve
A partir de diciembre, el salario mínimo en México sube 8.32 pesos
No te pierdas
×