Micheletti critica sanciones de EU

El presidente interino de Honduras dijo que no cederá a las presiones para restituir a Zelaya; el Gobierno de Obama suspendió una ayuda militar por 16.5 mdd y la emisión las visas a ese país.
micheletti  (Foto: AP)
TEGUCIGALPA (CNN) -

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, dijo que Estados Unidos debe entender que a su país no se le pueden imponer decisiones y que, a pesar de las presiones, no aceptará la restitución en el poder del depuesto mandatario Manuel Zelaya. El Gobierno de Barack Obama ha llamado a la restitución de Zelaya, derrocado a punta de fusil el 28 de junio cuando se disponía a celebrar una consulta encaminada a la reelección presidencial, emulando -según sus opositores- a su aliado, el presidente venezolano Hugo Chávez.

Washington suspendió una ayuda militar por 16.5 millones de dólares a Honduras y la emisión en Tegucigalpa de gran parte de las visas de ingreso a Estados Unidos. También ha amenazado con suspender unos 150 millones de dólares en ayuda para presionar por la restitución de Zelaya.

Miembros del Departamento de Estado estadounidense recomendaron que la remoción de Zelaya sea declarada un "golpe de Estado militar", lo que podría costarle al país decenas de millones de dólares adicionales de ayuda, según un funcionario en Washington.

"Lo que sí yo siento es que (Estados Unidos) todavía no ha entendido es que a un país como el nuestro no se le impone nada, que tal vez anteriormente tenían la facilidad", dijo Micheletti el jueves por la tarde en la casa presidencial de la capital hondureña.

Honduras, ha sido el más fiel aliado de Washington en América Central y en la década de 1980 sirvió como plataforma de la estrategia de Estados Unidos para enfrentar los movimientos guerrilleros de izquierda en la región. Desde entonces es base de poco más de 400 soldados estadounidenses.

No cede a presiones

Micheletti, que fue designado presidente por el Congreso poco después del golpe, dijo esta semana a una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) que no cedería a la restitución de Zelaya pese a la posibilidad de sanciones y que se elegiría a un nuevo mandatario el 29 de noviembre aunque no sea reconocido por la comunidad mundial.

El Gobierno de Obama ha instado a Micheletti aceptar las propuestas del presidente costarricense Oscar Arias, cuyos esfuerzos para poner fin a la crisis han chocado con la negativa de las autoridades interinas de permitir la vuelta de Zelaya al poder.

El acuerdo de San José, promovido el mes pasado por Arias, ganador del Premio Nobel de la Paz, incluía que se permitiera a Zelaya regresar a sus funciones hasta las elecciones.

El acuerdo "no es una orden que emite nadie, entonces podemos quitarle lo que nosotros creemos que no conviene a los intereses del hondureño y podemos perfectamente llegar a un acuerdo sin la presencia del señor Zelaya", dijo Micheletti.

El mandatario interino afirmó que su Gobierno podría decidir en breve abandonar la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), un mecanismo de integración regional auspiciado por Chávez al que se adhirió Zelaya.

En el ALBA participan Venezuela, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador y Dominica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Yo creo que sí (...) yo tengo que consultar desde luego con todo lo que es nuestro gabinete para poder hacer y presentar al Congreso la debida ley en ese momento", dijo Micheletti, consultado sobre si Honduras renunciará a su participación en la ALBA.

 

Ahora ve
Las saudíes esperan con ansias junio de 2018 para su nueva revolución
No te pierdas
×