Partido japonés se enfoca en economía

El Partido Democrático de Japón, vencedor en las recientes elecciones, busca reavivar la economía; el próximo primer ministro, Yukio Hatoyama, se reunió con integrantes del Banco Central del país.
yukio-hatoyama-RT.jpg  (Foto: CNN)
TOKIO (CNN) -

El Partido Democrático de Japón, que obtuvo una arrolladora victoria electoral, se reunió el martes con integrantes del Banco Central y el Ministerio de Economía, mientras la transición hacia un nuevo Gobierno se acelera.

Reavivar la economía es un desafío clave para el Partido Democrático, en un país que muestra un desempleo en niveles récord. Los inversionistas también están preocupados por la deflación y por la posibilidad de que el nuevo Gobierno eleve el gasto e incremente así la creciente deuda pública del país.

El Parlamento designará al líder del PD, Yukio Hatoyama, como primer ministro el 16 de septiembre, dijo un legislador. Eso despejaría el camino para que Hatoyama forme Gobierno después de que los votantes dieran a su partido un respaldo generalizado en las elecciones del domingo.

Se espera que Hatoyama vaya a Estados Unidos la semana siguiente para hacer su debut diplomático en la Asamblea General de la ONU y en la cumbre del G20 en Pittsburgh.

Medios japoneses dijeron que se encontraría con el presidente estadounidense, Barack Obama, durante el viaje. Ese encuentro será seguido de cerca dado que Hatoyama ha dicho que quiere que Japón adopte una posición más independiente respecto a Washington, aliado clave en seguridad.

Hatoyama intercambió sus puntos de vista sobre economía con el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, mientras que el destacado burócrata económico Yasutake Tango se reunió con miembros del partido para abordar la agenda para la reunión de ministros de Finanzas del G20 en Londres a finales de semana.

El ministro saliente de Economía, Yoshimasa Hayashi, advirtió del riesgo de deflación e instó al nuevo Gobierno a considerar con cuidado su estrategia de abandonar las medidas de estímulo introducidas para ayudar a Japón a capear la crisis económica.

Disciplina fiscal

La deuda pública de Japón se ha disparado al 170% del PIB, la más alta entre los países desarrollados, debido a sus repetidos intentos de salir del abatimiento económico.

A algunos inversores les preocupa la disciplina fiscal que impondrán los demócratas, que han prometido políticas como desembolsos para padres con niños pequeños, pero el partido ha dicho que contendrá el gasto en otras áreas para financiar sus nuevas políticas.

"En el mercado de bonos gubernamental japonés, hay preocupación sobre un posible alza en la emisión de deuda", dijo Noriyuki Fukuda, estratega de Morgan Stanley.

"Pero los inversores creen que aún es muy pronto y hay mucha incertidumbre", añadió.

La histórica victoria electoral de los demócratas frente al Partido Democrático Liberal (LDP) en la Cámara Baja rompió un estancamiento en el Parlamento, donde la oposición había controlado la menos poderosa Cámara Alta desde el 2007 y podía retrasar proyectos de ley.

Pese a que los inversores buscaban el fin del estancamiento político, la incertidumbre sobre la dirección del nuevo Gobierno ha pesado en los mercados japoneses.

La victoria democrática propició más la frustración hacia el LDP que apoyo generalizado a la oposición, lo que explica la falta de euforia postelectoral en la segunda mayor economía del mundo.

Ahora ve
Cumplimiento o no de contrato enfrenta a Neymar con el Barcelona
No te pierdas
×