Francia aplicará impuesto por CO2

El gravamen llamado “tasa de carbono” será de 24 dólares por cada tonelada de emisiones; el objetivo del Gobierno de Sarkozy es reducir la emisión de gases con efecto invernadero.
Nicolas Sarkozy  (Foto: CNN)
PARÍS (Notimex) -

A partir del próximo año el Gobierno de Francia aplicará un nuevo impuesto por la emisión de bióxido de carbono (CO2) para combatir el calentamiento del planeta, anunció hoy el presidente Nicolas Sarkozy. "Se creará la tasa al carbono a partir de 2010 sobre el petróleo, el gas y el carbón, como un impuesto a las emisiones de bióxido de carbono, principal responsable del cambio climático", afirmó Sarkozy, de acuerdo con un comunicado de la oficina de prensa del Elíseo.

Durante una visita de trabajo al departamento de L' Ain, centro-este del país, el mandatario dijo que es necesario que Francia refuerce sus impuestos sobre las actividades contaminantes.

Según el comunicado, el objetivo del nuevo impuesto, que será de 17 euros (unos 24 dólares) por cada tonelada de CO2, es contribuir de manera significativa a la reducción de gases con efecto invernadero, causantes del cambio climático.

El impuesto, denominado "tasa al carbono", se aplicará al uso de combustibles fósiles, como petróleo, gas y carbón, ya que su combustión emite grandes cantidades de CO2, en el entendido de quien contamine más, más paga.

La electricidad quedará excluida de este nuevo impuesto, debido a que en Francia 80% de este tipo de energía procede de plantas nucleares y sus emisiones están incluidas en el sistema europeo de cuotas de CO2.

El mandatario francés dijo que la prioridad de Francia debe ser la protección del medio ambiente, "no sólo en términos ecológicos sino en medio de la crisis económica global".

"No les pido que elijan entre ecología y economía. Debemos encontrar juntos el camino que lleve a un crecimiento más justo, donde los frutos sean repartidos equitativamente junto a un consumo de carbono que respete al hombre y al medio ambiente", agregó.

La iniciativa anunciada por Sarkozy constituye la primera etapa de una revolución fiscal, que permitirá una redistribución de los ingresos en todos los sectores del país europeo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El dinero recaudado permitirá inversiones que supondrán la creación de 600,000 empleos en los próximos años", destacó el mandatario, sin dar cifras de lo que podría representar el nuevo impuesto, similar al que se aplica en Finlandia desde 1990.

La nueva tasa al carbono, añadió el presidente Sarkozy, impulsará a los franceses a desviarse del consumo de energías fósiles y es el primer paso a la "nueva revolución industrial", sostuvo, tras afirmar que no afectará a las familias, ya que será compensado con deducciones.

Ahora ve
Arqueólogos israelíes descubren una parte oculta del Muro de los Lamentos
No te pierdas
×