Merkel hace campaña electoral con autos

La canciller prometió en la Feria del Automóvil de Francfort más ayuda estatal para tecnologías; agregó que el Estado debe desempeñar un papel más activo para apoyar a la industria.
merkel  (Foto: AP)
FRANCFORT (CNN) -

La canciller alemana, Angela Merkel, llevó el jueves la campaña por su reelección a la Feria del Automóvil de Francfort, prometiendo a la poderosa industria automotriz de su país más ayuda estatal para tecnologías con mayor futuro. Merkel afirmó que desea que el Estado desempeñe un papel más activo para ayudar a la industria de autos local a emerger con cimientos más fuertes de la recesión que tanto la ha golpeado.

"Podría parecer cuasi-proteccionismo", dijo Merkel en la inauguración de la mayor feria mundial de automovilismo. "Pero creo que estaremos bien aconsejados para ver cómo Alemania puede aunar su potencial como nación automovilística del siglo XXI de la mejor manera posible", sostuvo.

La canciller destacó el rápido desarrollo de la industria de baterías y los motores de baja emisión de gases, indicando que buscaría cumplir con su promesa en reuniones con el sector después de los comicios.

"Tras las elecciones, deberíamos sentarnos todos juntos y ver cómo el Gobierno puede ayudar a avanzar en lo que es nuestro interés nacional", declaró.

Los conservadores de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel y su socio bávaro Unión Social Cristiana (CSU) tienen una ventaja de entre 10 y 13 puntos sobre su rival, el SPD, del ministro de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

Sin embargo, los conservadores necesitan un buen resultado de los Liberales Demócratas (FDP) para sellar una alianza de centroderecha y romper las ataduras de su incómoda coalición con el SPD, a la que se vieron abocados tras las elecciones del 2005.

Una nueva encuesta publicada el jueves sugirió que la alianza preferida de Merkel podría quedarse a las puertas de la mayoría cuando los alemanes voten el 27 de septiembre.

El sondeo del instituto Emnid situó a los conservadores con un 35% y al FPD con un 13%, lo que sumaría un 48%, la misma cifra que logran los tres partidos de izquierda liderados por el SPD, que subió un punto esta semana para situarse en el 25%.

Un Gobierno de centroderecha prevé recortar los impuestos y revertir una planeada reducción progresiva de la energía nuclear en Alemania. La alternativa más probable, otra gran coalición, sería menos estable y podría tener problemas para forjar compromisos en nuevas iniciativas políticas.

La centroderecha disfrutó de ventajas confortables tanto en los comicios del 2002 como en los del 2005, y algunos dirigentes en el partido de Merkel temen otro derrumbe de última hora, especialmente tras la desigual actuación de la canciller en un debate televisivo contra Steinmeier el domingo.

Reflejando esas preocupaciones, el jefe de campaña del CDU, Ronald Pofalla, anunció el jueves que su partido planeaba cambiar a una estrategia más agresiva que claramente subrayaría las diferencias con el SPD.

Steinmeier espera desbancar a Merkel con una coalición a tres bandas que incluya a los Verdes y el FDP, aunque éste último ha rechazado la oferta. Su principal objetivo es evitar una coalición de centroderecha y asegurar que el SPD no esté en la oposición por primera vez en una década.

Ahora ve
Estos son los estrenos con los que Netflix va a cerrar el año
No te pierdas
×