UE presiona a Obama por regulación

Los países europeos exigen que EU imponga un tope en el pago y bonificaciones a banqueros; el primer ministro británico dijo que el G20 debe acordar una mayor supervisión financiera.
BRUSELAS (AP) -

Los líderes de la Unión Europea hicieron un par de peticiones conjuntas al presidente estadounidense Barack Obama: imponer un tope a la paga de los banqueros, tanto en los países ricos como en las naciones en desarrollo, y recortar más las emisiones que agravan el calentamiento global.

El primer ministro británico Gordon Brown dijo que la cumbre del G20 debe concretar un compromiso global de cooperación económica más estricta y ejercer mayor supervisión financiera.

Brown afirmó que los líderes europeos deben actuar enérgicamente en Pittsburgh el martes y miércoles para lograr que Obama acceda a limitar los bonos a los banqueros y también a extremar sus esfuerzos para acordar un ambicioso pacto sobre el cambio climático.

Brown confió en que "habrá en Pittsburgh una voluntad común" para controlar las prácticas comerciales cuestionables en el sector financiero, como las que causaron la recesión mundial.

El presidente de la Comisión de la UE, José Manuel Barroso, advirtió a Estados Unidos que "la cuestión de los bonos es de importancia crítica" para Europa. "Es una cuestión de ética. Nuestros contribuyentes están horrorizados de que se utilice su dinero para bonos exorbitantes".

Los 27 países de la UE muestran "unidad total", en reconocer que el mundo no puede repetir el "escándalo" de las bonificaciones para ejecutivos y corredores de valores que llevaron a que los bancos asumieran grandes riesgos, dijo el presidente francés Nicolas Sarkozy.

"La burbuja de las bonificaciones estalló esta noche", señaló el primer ministro sueco Fredrik Reinfeldt, cuyo país ocupa la presidencia de la UE. "Hemos acordado decir que basta ya, y necesitamos avanzar más allá de la cultura actual de compensaciones basadas en el desempeño a corto plazo".

La petición surgió durante un encuentro para decidir qué medidas impulsarán las naciones europeas en las conversaciones del Grupo de los 20, formado por países desarrollados y las principales economías emergentes. El encuentro se realizará en Pittsburgh, Pensilvania, el 24 y 25 de septiembre.

Ni Sarkozy ni Reinfeldt dieron detalles sobre el tipo de límite a las bonificaciones que buscan. Un borrador anterior de declaración conjunta convocaba a que las naciones del G20 garantizaran que la paga a los banqueros esté vinculada con el hecho de qué tan bueno es el desempeño de su negocio.

Sarkozy ha amenazado con abandonar la reunión si Estados Unidos y otros países no alcanzan un acuerdo para limitar las bonificaciones.

Las naciones de la UE quieren que los países del G20 amenacen con sanciones a los bancos que paguen bonificaciones excesivas a los ejecutivos y corredores, como parte de una reforma amplia del sistema financiero global. Dicen que necesitan poner fin a los sistemas de pagos que pueden provocar decisiones riesgosas y negligentes.

Las bonificaciones se han convertido en un tema delicado en ambos lados del Atlántico, mientras los gobiernos debieron intervenir con rescates colosales para evitar que los bancos se derrumbaran a finales del 2008.

Citigroup Inc., con sede en Nueva York, es propiedad ahora del gobierno estadounidense en una tercera parte, como resultado de su rescate. La empresa dio a 738 de sus empleados bonificaciones de al menos 1 millón de dólares a cada uno, pese a que perdió la friolera de 18,700 millones de dólares durante el año.

En materia de cambio climático, el primer ministro sueco Fredrik Reinfeldt dijo que aunque los líderes de la UE consideraban positivo el borrador de una legislación del Congreso Estadounidense sobre el tema, "necesita hacerse más para alcanzar los niveles que tenemos en Europa".

La UE está instando a otros países ricos a igualar su promesa de reducir en 20% las emisiones de gases que atrapan el calor en la atmósfera, para el 2020. En un comunicado conjunto, los líderes de la UE convocaron a Estados Unidos y a otras naciones a "asumir urgentemente compromisos ambiciosos" para hacer mayores recortes.

Japón prometió reducir las emisiones en 25%, respecto de los niveles de 1990. Estados Unidos contempla un recorte mucho menor - 3.5% respecto de los niveles de 1990.

Un panel de científicos de la ONU ha recomendado que las naciones desarrolladas hagan reducciones de entre 25 y 40% para el 2020, a fin de evitar un alza catastrófica en el nivel del mar, tormentas y sequías más intensas así como otras alteraciones en el clima.

Los líderes están intensificando la presión sobre Estados Unidos y China, los dos mayores contaminantes del mundo, para enfrentar el calentamiento global y comprometerse a reducir las emisiones de gases invernadero, durante las conversaciones sobre el tema, previstas para este mismo año en Copenhague.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La UE señala que los países pobres necesitan 100,000 millones de euros al año para restringir sus propias emisiones y para adaptarse a un calentamiento que pondría en peligro las viviendas y alimentos de miles de millones de personas.

 

Ahora ve
Polémica por información no verificada del pago a Gal Gadot en ‘Wonder Woman’
No te pierdas
ç
×