Vacuna experimental reduce riesgo de VIH

Una vacuna producida por EU y Tailandia bajó en 32% el riesgo de infección por el virus; el estudio es la primera prueba de que es posible desarrollar una vacuna contra el virus del sida.
vih-sida-vacuna-tailandia-AP.jpg  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

Una vacuna experimental para el virus del sida, creada a partir de otras dos anteriores, protegió a los voluntarios que participaron en el estudio reduciendo el riesgo de infección en torno a un tercio, dijeron el jueves investigadores estadounidenses y tailandeses.

El medicamento es una combinación de la vacuna de la viruela aviar ALVAC de Sanofi-Pasteur y de la fallida AIDSVAX, producida por una empresa de San Francisco llamada VaxGen y que ahora es propiedad de la organización sin fin de lucro Soluciones Globales para Enfermedades Infecciosas.

Según los investigadores gubernamentales estadounidenses y tailandeses que trabajaron en el estudio, la vacuna redujo el riesgo de infección con el VIH en un 32% entre los 16,000 tailandeses heterosexuales voluntarios, que no tenían un riesgo especial de infección.

"Tuvimos 74 infecciones en el grupo de placebo y 51 en el grupo de vacuna", dijo en una entrevista por teléfono el doctor Jerome Kim, un coronel del Ejército estadounidense miembro del Instituto Militar de Investigación Walter Reed de Maryland, que ayudó a dirigir el estudio.

El resultado, casi por completo inesperado, desconcertó a los investigadores que dicen que no logran averiguar por qué funciona la combinación.

También es una victoria para sus defensores, que siguieron adelante con el gran estudio en 16,000 voluntarios pese a las críticas de los que los tacharon de poco ético o desperdicio de dinero, porque se esperaba que la vacuna no tuviera efecto en absoluto.

"Yo, como otros, pensé que no había muchas posibilidades de que esto tuviera ningún grado de eficacia", admitió el doctor Anthony Fauci, del Instituto Nacional Estadounidense de Alergias y Enfermedades Infecciosas, que ayudó a financiar el estudio.

"Pero en cualquier caso, seguimos adelante con la prueba y eso fue polémico", añadió.

"Aún no esperamos una vacuna comercial disponible por algún tiempo, pero finalmente hemos elevado la perspectiva (después de 30 años intentándolo) de que es posible una vacuna efectiva", afirmó el analista de ABN AMRO Michael Leacock.

Hace falta más trabajo antes de que la vacuna sea susceptible de aprobación regulatoria, indicó.

Para complicar más las cosas, la gente que fue vacunada y que se infectó de todas formas tenía tanto virus en su sangre y tanto daño en su sistema inmunológico como los infectados que no se habían vacunado.

Esto significa que la vacuna ayuda a prevenir la infección, pero no hace nada para afectar al virus una vez está en el cuerpo.

"Aunque el nivel de protección que vimos fue claramente modesto, el estudio es un gran avance científico", expresó Kim.

Una vacuna posible

"Es la primera prueba de que es posible desarrollar una vacuna segura y efectiva. Aunque ahora no tenemos todas las respuestas, tiene importantes implicaciones para el futuro del diseño de vacunas para VIH", añadió Kim.

El experto destacó que la vacuna podría no funcionar en las personas y lugares en las que el VIH es más común: en África, entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, y entre usuarios de drogas inyectables.

"La vacuna se probó en Tailandia y es muy específica para las cepas que circulan ahora en Tailandia", señaló.

Por su parte, Fauci señaló que los hallazgos de Tailandia no sugieren que haya que abandonar o trabajar con menos esfuerzo en ninguna de las otras docenas vacunas contra el VIH que se están ensayando actualmente.

"Sé que hay gente que va a preguntar, ¿deberíamos estar utilizándola directamente?", comentó.

Pero tanto él como Kim señalaron que los investigadores tienen que estudiar los datos, para ver por qué protegió a algunas personas.

Ambos señalaron también que la vacuna se formuló especialmente para trabajar contra dos subtipos del virus de la inmunodeficiencia humana: el E, que circula en Tailandia y el sureste asiático, y el B, común en Estados Unidos y Europa.

En un comunicado, el presidente ejecutivo de Sanofi-Aventis, Chris Viehbancher, indicó que la empresa seguirá investigando el VIH en asociación con gobiernos, organismos académicos, organizaciones no gubernamentales y otros fabricante de vacunas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se calcula que el virus del VIH infecta a unos 33 millones de personas en todo el mundo y ha matado a 25 millones desde que fue identificado, en la década de 1980. Afecta a las células inmunes llamadas células T.

Pueden utilizarse cócteles de fármacos para controlar el virus, pero no hay cura. En el 2007, Merck & Co terminó un ensayo de su vacuna tras descubrir que no funcionaba, y en el 2003 se comprobó que la AIDSVAX por sí sola tampoco funcionaba.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×