Mariclaire Acosta busca reformar CDHDF

La activista busca transparentar y revisar la estructura del organismo de derechos humanos del DF; la ex funcionaria del gobierno de Fox busca que la ALDF le permita suceder a Emilio Álvarez Icaza.
Mariclaire Acosta  (Foto: César Saavedra)
Mario de la Rosa
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Mariclaire Acosta, quien ha sido activista a favor de los derechos humanos desde la sociedad civil, los partidos políticos, la academia, organismos internacionales e incluso el gobierno, quiere reformar la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF). Por eso, con el apoyo de 5 organizaciones, se postuló ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para suceder en el cargo de presidente del organismo a Emilio Álvarez Icaza, cuyo periodo de 8 años termina el 30 de septiembre.

"Yo creo que la CDHDF juega un papel muy importante, no sólo en la defensa de los derechos humanos de las personas que viven en el DF y que transitan por el DF, sino que también es una institución que está construyendo a la gobernabilidad democrática, que está mostrándole a la gente que acude a ella que tiene derechos humanos y que además esos derechos humanos pueden ser protegidos por el gobierno, ha sido muy eficaz en su gobierno, incluso ha logrado incidir en políticas públicas", explica.

Y aunque aprueba la gestión del presidente saliente, a quien reconoce como su amigo, entre las propuestas de Acosta están que el organismo transparente sus esquemas de rendición de cuentas y afine su estructura para servir mejor a los ciudadanos víctimas de abusos a sus derechos.

"Me parece que todo lo que sea abonar a la transparencia de los manejos de dinero de las instituciones públicas y privadas es importante", sentencia.

"Creo que hace falta mucha transparencia en el tema de las recomendaciones, creo que no son comprensibles muchos de los informes y muchas de las recomendaciones que emite la Comisión para el público en general, que la Comisión no está cumpliendo con la función pedagógica para la cual fue creada, y que se puede mejorar muchísimo este trabajo.

"No creo además que haya que demoler a una institución cuando uno llega a ella, y que en el tema de derechos humanos yo creo que hay que construir sobre lo que ya está hecho. Por supuesto, si algo está mal hay que replantearlo, pero si hay cosas que están bien hechas me parece que lo que hay quehacer es profundizar y fortalecer eso", agrega.

Quien fuera subsecretaria para los Derechos Humanos y la Democracia en la Secretaría de Relaciones Exteriores de octubre de 2001 a agosto de 2003, durante el sexenio de Vicente Fox, también propone adelgazar al organismo, no en su plantilla sino en lo que llama "un exceso de programas y direcciones generales".

"Tengo la impresión de que el organismo tiene un exceso de programas y direcciones generales, aunque no sepa exactamente cuántas gentes trabajan en la Comisión, sí me he puesto a revisar con mucho cuidado el organigrama de la Comisión, y sí veo que hay dependencias que se repiten o programas, y hay direcciones generales que no entiendo muy bien la relación entre una y otra, creo que habría que hacer un estudio a fondo de esa estructura", señala.

Acosta ha sido promotora de la despenalización del aborto desde 1975 y afirma que su principal preocupación actual en materia de derechos humanos en el DF es el caso del albergue Casitas del Sur, de donde desapareció más de una decena de niños.

Si la ALDF avala su candidatura y Acosta se vuelve la nueva presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del DF, podría coincidir en el futuro próximo de nuevo en la defensa de los derechos humanos desde organismos públicos con Álvarez Icaza.

Y es que éste, a su vez, suena para postularse como candidato para suceder en la Comisión Nacional de Derechos Humanos a José Luis Soberanes, quien termina su gestión en noviembre y de quien Acosta no tiene buenas referencias.

"Lamentablemente el presidente saliente de la CNDH no ha mostrado mayor compromiso con el tema de los derechos humanos y más bien en muchas ocasiones ha obstaculizado el avance del derecho, y me consta porque cuando yo fui funcionaria del gobierno él se opuso a la realización de un diagnóstico por parte de la oficina del Alto Comisionado, se opuso a muchas de las iniciativas que se llevaban a cabo con las Naciones Unidas", afirma categórica.

Sin embargo, prefiere no adelantarse a los hechos.

"No me gusta festinar cosas que todavía no se dan, si es que yo llego a la CDHDF y si Emilio Álvarez Icaza llega a la CNDH tendremos tiempo para planear y hablar y hacer cosas conjuntamente, pero por el momento el sigue siendo el presidente de la CDHDF y yo sigo siendo una simple ciudadana que aspira a serlo", recalca.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por la presidencia de la CDHDF compiten 24 candidatos, entre ellos Ernesto Villanueva, Patricia Colchero, Édgar Cortés, Ricardo Hernández, Jorge Humberto Carreto, María del Pilar Sotomayor, Ruth Villanueva y Carlos César Cárdenas.

Todas las candidaturas están bajo el análisis de la ALDF, que definirá al sucesor de Álvarez Icaza el martes 29 de septiembre.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×