La OEA condena medidas de Honduras

La organización de países se manifestó en contra de la suspensión de las garantías en el país; por su parte, Estados Unidos dijo que el regreso de Manuel Zelaya a Honduras fue imprudente.
honduras protesta  (Foto: CNN)
WASHINGTON (Agencias) -

Países de la Organización de Estados Americanos condenaron el lunes el nuevo giro que dio la crisis en Honduras con la suspensión de garantías individuales y la negativa a dejar entrar a una misión de representantes de la OEA, pero el organismo llamó a persistir hasta alcanzar una solución pacífica.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, advirtió que con la restricción de derechos civiles por 45 días, el gobierno de facto estableció "una especie de estado de excepción", lo cual agrava la situación en Honduras.

"Naturalmente las posibilidades de una normalización de la situación dentro de Honduras, de una normalización con miras al restablecimiento de la constitucionalidad, por lo tanto a tener elecciones democráticas en el mes de noviembre, es un camino completamente contrario el que se ha elegido el día de ayer (domingo)", advirtió Insulza.

El diplomático, sin embargo, estimó: "Esto no debe llevarnos a cambiar de rumbo, sino a persistir en la noción de que es necesario y posible alcanzar una solución pacífica al conflicto que se vive en ese país".

Al inicio de una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para abordar la nueva situación de Honduras, Insulza relató que funcionarios del gobierno de facto impidieron la entrada de una delegación del organismo hemisférico que prepararía una próxima visita de cancilleres.

Dijo que salvo un representante de la OEA, otros cuatro funcionarios del organismo "fueron conducidos a un avión para ser deportados".

Sin embargo, Insulza dijo que más grave que esa expulsión es la suspensión de garantías individuales.

El representante de Brasil ante la OEA, Ruy Casaes, dijo que las nuevas acciones muestran que el gobierno de facto no está dispuesto a dialogar y consideró que la situación ha alcanzado tal punto que hoy existe una "amenaza" a la paz internacional.

"La comunidad internacional debe responder de manera inequívoca, de manera cortante", dijo el representante brasileño.

El representante de México ante la OEA, Gustavo Albin, expresó su "profunda preocupación" por los nuevos acontecimientos en Honduras, que "agudizan la crispación y polarización" en esa nación centroamericana, e hizo un llamado a la calma y la prudencia.

Para el representante panameño, Guillermo Cochez, la nueva situación refleja "simplemente que el gobierno de facto está desesperado" y condenó que asuma una "conducta propia de gorilas que creíamos ya estaban en proceso de desaparecer por completo".

Mientras tanto, el embajador de Guatemala ante la OEA, Jorge Skinner, afirmó que las últimas medidas adoptadas por el gobierno de facto de Roberto Micheletti muestran su actitud "totalitaria y despótica".

Tras considerar que ahora la situación "es insostenible e inaceptable", el representante guatemalteco denunció que militares hondureños detuvieron y golpearon a dos periodistas guatemaltecos en Tegucigalpa, por lo que demandó la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Dijo que los periodistas Alberto Cardona y Rony Sánchez, de Guatevisión, fueron golpeados y sometidos a "vejámenes" y que se desconocía su paradero.

Estados Unidos reprime a Zelaya

 Estados Unidos acusó este lunes al depuesto Presidente de Honduras, Manuel Zelaya, de agravar la crisis institucional en su país tras su regreso, y le demandó que deje de "hacer alegatos sancionales".  

La reprimenda estadounidense ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) contrastó con la mayoritaria condena de los países miembros contra las recientes medidas adoptadas por el Gobierno de facto hondureño.   Lewis Amselem, representante interino de Estados Unidos ante la OEA dijo que el regreso de Zelaya a Honduras "no ha servido" a los esfuerzos diplomáticos para resolver la crisis derivada tras el golpe del 28 de Julio que lo depuso del poder.  

"El regreso fue irresponsable" dijo Amselem, quien hizo extensiva esta actitud a los países que permitieron la semana pasada el retorno de Zelaya, actualmente refugiado en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.  

"Zelaya y aquellos que facilitaron su regreso, son responsables por las acciones de sus seguidores", dijo el diplomático, quien evitó cualquier alusión a la investidura del ex-mandatario.

 

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×