Zelaya denuncia represión en Honduras

El depuesto presidente hondureño condenó la toma de medios de comunicación afines a su Gobierno; Manuel Zelaya dijo que existe una represión brutal contra el pueblo por parte del Gobierno de facto.
TEGUCIGALPA (AP) -

El depuesto presidente Manuel Zelaya denunció el lunes que en Honduras hay una brutal represión, horas después que el gobierno de facto suspendiera algunas libertades civiles y allanara una radio y una estación de televisión.

Dijo que la policía "asaltó" la madrugada del lunes dos medios afines, Radio Globo y canal 36 de televisión, y arrestó a su personal.

El ministro de facto de Información René Zepeda aseguró que nadie ha sido arrestado y que "esos medios fueron sacados temporalmente del aire por hacer llamados al desorden". No dijo en cuanto tiempo normalizarán sus operaciones.

Zelaya dijo en declaraciones telefónicas desde el interior de la embajada de Brasil, que "hay una represión brutal contra el pueblo".

Agregó que "el golpe de Estado trajo épocas negras para los derechos humanos y las libertades públicas". Dijo que el presiente facto Roberto Micheletti "se atrevió a suprimir y controlar absolutamente los derechos constitucionales, pero el pueblo es valiente y resistirá".

Micheletti suspendió el domingo por 45 días libertades individuales cruciales y garantías contenidas en la Constitución y que permiten a las autoridades prohibir cualquier reunión pública, arrestar a la gente sin necesidad de una orden judicial y cerrar temporalmente los medios noticiosos que alteren "la paz y el orden".

Incrementó así las disposiciones de emergencia que impone desde hace más de tres meses, cuando los militares derrocaron a Zelaya el 28 de junio y lo enviaron al exilio a Costa Rica.

El gobierno interino señaló en un comunicado que se impusieron las medidas ante "llamados públicos a la insurrección del señor Manuel Zelaya y para evitar afectar a las grandes mayorías de la población que no están comprometidas con los grupos de manifestantes violentos afines al ex presidente".

Las disposiciones deberán ser ratificadas esta semana por el Congreso para que entren en vigencia.

Frente a las medidas, el líder del Frente Nacional Contra el Golpe de Estado, Carlos Eduardo Reina, anunció una ofensiva final para derrocar a Micheletti. No dio detalles de la iniciativa para recuperar el poder.

"Este régimen nos robó la paz. Por eso iniciamos hoy la ofensiva final para devolverle a Honduras su presidente legítimo", dijo Reina a, quien acompaña a Zelaya dentro de la embajada brasileña. Aseguró desconocer el "régimen usurpador" de Micheletti y que "ignoraremos todas las medidas que impongan los golpistas".

Los zelayistas continuaban el lunes con manifestaciones callejeras por 93 días de oposición.

El sacerdote católico salvadoreño Andrés Tamayo, activista del movimiento de Zelaya que también está con su líder en la sede diplomática, anunció a la AP que "los campesinos de todas partes del país se dirigen a Tegucigalpa para concentrarse aquí y lograr la caída de Micheletti". Las autoridades no confirmaron de inmediato esa situación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Anunció que la esperanza para solucionar la crisis en Honduras es que el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, llegue a esta capital con el presidente Oscar Arias, quien media en el conflicto hondureño.

El régimen interino sin embargo no permitió el domingo el ingreso a esta capital de un grupo de empleados de la OEA que venía a preparar el arribo de una misión de cancilleres latinoamericanos para impulsar gestiones pacificadoras.

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×