El presidente más orgulloso del mundo

Luiz Inácio Lula da Silva no contuvo su emoción al ganar la sede de los Juegos Olímpicos en 2016; se dijo feliz de que los sudamericanos tengan sus olimpiadas y hasta podrían tener las de invierno.
brasil  (Foto: AP)
COPENHAGUE (CNN) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo el sábado que se sentía el mandatario más orgulloso del mundo, horas después de que Río de Janeiro obtuviera el derecho a organizar los Juegos Olímpicos del 2016. Aunque el foco estaba puesto en el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa Michelle se encontraba en Copenhague haciendo campaña por la candidatura de Chicago antes de la votación del viernes, Lula eclipsó a su contraparte cuando Río se quedó con la victoria.

De ese modo, Río será la primera ciudad de Sudamérica que albergará unos Juegos Olímpicos.

"Fue extraordinaria la emotividad que pusimos en nuestra presentación. Yo mismo casi lloro dos veces durante mi discurso (ante el Comité Olímpico Internacional)", dijo Lula a periodistas.

"Después de que ganamos, me relajé y lloré. Recordé todas las cosas que atravesé en mi vida, cosas que parecía imposible que sucedieran (...) Soy el presidente más orgulloso del mundo", agregó.

Río de Janeiro logró un resonante triunfo por el voto del COI, desairando a Obama, quien llegó a la capital para apoyar a la ciudad que fue su hogar durante muchos años y convertirse en el primer mandatario de su país en ejercicio que asiste a una sesión olímpica.

Pese a que se habló mucho del denominado "factor Obama", Chicago quedó eliminada en la primera ronda de votación. Tokio quedó afuera en la segunda fase y luego Río se adueñó de más del doble de votos frente a Madrid en la decisión final.

Juegos Sudamericanos

Lula, quien lloró incontrolablemente tras el anuncio del COI, fue uno de los respaldos principales de la candidatura de Río durante los últimos tres años, algo que demostró con su fuerte compromiso personal y oral para con la misma.

Las lágrimas ya no estaban el sábado, con un Lula bromeando y hablando por más de una hora con periodistas.

"Recién me estoy dando cuenta ahora. Durante la noche, me desperté varias veces y no podía creer que Río había ganado", confesó el mandatario brasileño.

"Los países sudamericanos también sienten que ganaron, porque participarán (de los Juegos) como nunca antes. ¿Pueden imaginar cuántos argentinos, uruguayos, paraguayos y peruanos van a ir a Brasil? No son sólo los Juegos de Río, son los Juegos de Brasil", continuó.

Lula dijo además que había recibido una llamada de felicitaciones por parte de Obama, quien se fue de Copenhague tras la votación, y también de la mayoría de los líderes de Estado de Sudamérica, incluyendo al presidente venezolano, Hugo Chávez.

Brasil será en los próximos años uno de los focos deportivos más importantes a nivel mundial, ya que además será sede del Mundial de fútbol en el 2014.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Conforme a su felicidad, Lula bromeó con la posibilidad de presentar una candidatura brasileña para los Juegos Olímpicos de Invierno, pese al clima tropical que caracteriza a su país.

"Con el cambio climático, todo es posible. Ya tenemos algunos lugares en el sur de Brasil en los que nevó, sólo necesitamos un poco más", señaló Lula.

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×