Zelaya y Micheletti inician diálogo

Delegados de ambas partes iniciaron pláticas este miércoles para librar la crisis en Honduras; la OEA quiere el reestablecimiento de Zelaya para que pueda completar su periodo de Gobierno.
Honduras  (Foto: AP)
TEGUCIGALPA (AP) -

Delegados del derrocado presidente Manuel Zelaya y del gobernante de facto Roberto Micheletti iniciaron un diálogo respaldado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) en la búsqueda de una salida a la crisis política que agobia al país desde hace poco más de tres meses.

Ministros de Relaciones Exteriores y altos funcionarios de todo el hemisferio eran esperados en Tegucigalpa para impulsar las conversaciones e instalar la mesa del diálogo. También estarán presentes el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de los Estados Unidos, Thomas Shannon, así como representantes de las Naciones Unidas, entre otros.

La apertura de diálogo respaldado por la misión de la OEA, la segunda que llega a Tegucigalpa en busca de una salida a la crisis, tiene esta vez fuertes expectativas.

En cadena nacional, Micheletti dijo la noche del martes que las dos partes abordarán "con un nuevo espíritu" los temas que de alguna manera fueron objeto de consideración en el diálogo de San José, que fue impulsado por Costa Rica y que consta de doce puntos entre ellos amnistía política y la restitución de Zelaya.

José Miguel Insulza, pidió que el diálogo iniciado el miércoles entre el Gobierno de facto y delegados del derrocado presidente Manuel Zelaya logre un consenso sobre cinco puntos claves para restablecer la democracia en Honduras, interrumpida el 28 de junio por un golpe de Estado.

"No estamos aquí para crear un debate, estamos para encontrar soluciones concretas a una situación que no puede prolongarse", dijo el secretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA) durante la instalación del diálogo entre los delegados de Zelaya y del gobierno de facto presidido por Roberto Micheletti.

Instó a los negociadores a buscar un consenso sobre el restablecimiento de Zelaya en el cargo y que pueda completar normalmente su periodo de cuatro años el 27 de enero a fin de entregar el mando al vencedor de las elecciones generales del 29 de noviembre.

Agregó que es indispensable también el restablecimiento de las garantías constitucionales, la apertura de los medios de comunicación clausurados y que se garanticen a Zelaya las condiciones de vida de acuerdo a su investidura.

Exhortó a formar un Gobierno de unidad nacional "porque la emergencia requiere del concurso de todos y nada mejor, para sanar las heridas, que devolver la confianza para trabajar en conjunto por el bien del país".

A Zelaya le pidió garantizar que no propondrá nuevas iniciativas tendientes a reformar la Constitución hondureña de 1982, intenciones que llevaron a los militares hondureños al golpe de Estado.

El acuerdo incluiría una amnistía política a favor de los involucrados en el derrocamiento y será supervisado por la comunidad internacional, que asegurará su cumplimiento.

La comitiva de la OEA incluye a cancilleres de diez países del continente. Está presente el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Thomas Shannon.

Tras la instalación de la mesa de diálogo, los integrantes y los cancilleres y funcionarios de la OEA fueron a una pausa y luego se reunirán para comenzar las conversaciones.

El canciller del Gobierno de facto, Carlos López, pidió en su discurso que cesen las medidas internacionales contra Honduras. Y que dentro de los acuerdos, Zelaya se comprometa a no llamar a sus seguidores a realizar actos de desorden ni manifestaciones violentas.

Por su parte, el canciller canadiense Peter Kent dijo tener la "sensación de que todos los involucrados (en el problema) entienden que está cerca el momento en que la crisis se resolverá ya", al asistir al acto como presidente protémpore del G-16, el grupo de países y organismos que otorgan cooperación financiera a Honduras.

"Estamos todos aquí para ayudar y para apoyarlos. No dejemos pasar esta oportunidad. Hoy, los ojos del mundo están en Honduras", afirmó Kent en español.

El ministro de Gobernación de Zelaya, Víctor Meza, pidió que impere la "tolerancia" para buscar "pronto una salida a este oscuro túnel en que se encuentran los hondureños".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Zelaya advirtió el miércoles en un comunicado que "de no restituir al Presidente antes del 15 de octubre se debe correr el calendario electoral conforme al periodo de tiempo que marca la ley de tres meses de campaña como garantía para la igualdad de competencia y la participación ciudadana".

Mientras se instalaba la mesa de negociación, la policía antimotines lanzaba gases lacrimógenos a unos 200 manifestantes que protestaban en la embajada de Guatemala, donde un grupo de indígenas hondureños busca asilarse por aducir que son perseguidos por las autoridades.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×