La crisis afecta a la salud mental

La situación económica y la violencia generan trastornos mentales en México, afirma un experto; dijo que de 20% de los que tienen una enfermedad mental, 80% sufre de depresión y ansiedad.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La situación económica que afecta al país, así como las crisis de violencia, valores y justicia que se tejen en el entorno social afectan de alguna manera la salud mental de la población, sin que esto signifique que la sociedad esté enferma en sus ideas y emociones, afirmó Francisco Pellicer Graham.   El director de Investigaciones en Neurociencias del Instituto Nacional de Psiquiatría "Doctor Ramón de la Fuente Muñiz", agregó que de 20% de la población que sufre algún trastorno mental en México, 80% lo ocupan la depresión y la ansiedad.  

El especialista en neurofisiología reconoció sin embargo que se trata de una cifra subestimada porque "hay población de escasos recursos que no tiene información y no tienen acceso a los servicios de salud mental".  

Consideró que un grave problema que hay en el país con relación a la salud mental es que los servicios médicos especializados no están al alcance de la sociedad, lo que limita el acceso de los pacientes a tratamientos oportunos.  

Pellicer Graham explicó que también se tiene otra expresión de enfermedad mental que no es influenciada directamente por las crisis económicas o sociales, sino que tiene que ver con herencias, es decir, con la genética de las familias.  

"Hay familias con predisposición genética a la depresión y que tienen signos de depresión mucho más graves y que este sector es el que tiene que ser ayudado desde un punto de vista médico", expresó.  

Añadió que hay otros trastornos que sufre la población mexicana como la ansiedad, que es difícil de cuantificar, pero puede representar un paso previo a padecer depresión, al igual que síntomas de fobia debido al contexto social en que se vive.  

En cuanto a manifestaciones de la salud mental, detalló que hay otras más graves como el trastorno bipolar y la esquizofrenia, que requieren de un apoyo familiar y especializado en la parte médica, pues son padecimientos más complejos y más caros.   Al preguntarle sobre si los recientes casos de secuestro de un avión por un sujeto que dijo tener motivos religiosos para hacerlo, y los hechos violentos en la estación Balderas el Metro, donde un individuo disparó porque no lo dejaron expresarse con pintas, dijo que se trata de situaciones de violencia extremas. 

Esos casos extremos no son criminales, sino que en realidad son enfermos mentales, víctimas de no estar atendidos y no tener acceso a la salud mental, y por desgracia hay una cantidad muy grande de estas personas con las mismas características "en nuestras calles y en nuestras casas".  

"Lo anterior tampoco representa el caso de que la gente, debido a las presiones del entorno social y la crisis económica o de valores, sea un enfermo mental o que si está sano se convierta en criminal. Esas dos personas que se fueron al extremo ya estaban enfermos", expuso.  

Destacó que existe una cantidad muy grande de personas con trastorno esquizo-afectivos "que tienen estas características mesiánicas, de tal manera que se hacen evidentes y un día cometen un ilícito muy grave que lesiona a la sociedad". 

El experto indicó que los trastornos mentales aumentan en función de la cantidad de población que se tiene en el país, lo que no significa que la sociedad mexicana esté enferma, pues México tiene el mismo porcentaje que cualquier otra nación de personas afectadas por estos trastornos.  

En México, dijo, a diferencia de otras naciones, sobre todo anglosajonas, "tenemos la ventaja del apoyo familiar y que contamos con un tejido social que forma una gran red de apoyo".  

Aquí, abundó, los enfermos mentales están mejor cuidados en términos de apoyo social que lo que podrían estar en sociedades sajonas o europeas, "en las cuales las familias se deslindan de las responsabilidades a un enfermo mental y los internan y olvidan en instituciones especializadas".  

Con relación a que cada vez hay más población de la tercera edad, advirtió que se prevé un incremento de la demencia senil, e incluso, sin citar cifras, afirmó que se presenta un aumento, al igual que las enfermedades crónico degenerativas.  

Pellicer Graham planteó que es importante que como sociedad, como país, estar preparados en este rubro para poder dar la atención en salud que requerirá la población en el futuro cercano.

Ahora ve
La tormenta en la CDMX llegó a este departamento de una forma inesperada
No te pierdas
×