Sindicato y Gobierno acabaron con LyFC

La falta de compromisos provocaron la ineficacia operativa y financiera de la parestatal: expertos; las autoridades descartan que vayan contra otros sindicatos, medida propuesta por varios organismos.
sindicato  (Foto: Notimex)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La ineficacia operativa y financiera en la que cayó la ahora liquidada empresa estatal Luz y Fuerza del Centro (LyFC), tuvo raíces en las distintas decisiones tomadas por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y el Gobierno federal en los últimos años, coincidieron expertos. La administración del presidente Felipe Calderón, tomó la decisión este fin de semana de declarar en quiebra y liquidar a la compañía distribuidora de energía eléctrica en el centro del país, ya que sus ingresos por ventas entre 2003 y 2008 fueron de 235,738 millones de pesos (mdp), mientras que sus costos ascendieron a 433,290 mdp, incluyendo energía comprada a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

A su vez, las transferencias de recursos públicos a LyFC aumentaron más de 200%, entre  2001 y 2008  y para el presente ejercicio dichas transferencias serían del orden de 41,945 millones de pesos, mismas que podrían aumentar hasta 300,000 mdp en toda la presente administración.

Estos números fueron dados a conocer en el Decreto que declara la quiebra, publicado el domingo en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

En conferencia de prensa conjunta, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, dijo que al momento de su extinción la empresa registraba pérdidas de casi la tercera parte de la electricidad que distribuía.

"En la Comisión Federal de Electricidad hay un trabajador de distribución por cada 627 usuarios. En cambio, en Luz y Fuerza del Centro había un trabajador de distribución por sólo 291 usuarios", dijo el funcionario.

En cuanto a los jubilados, el Gobierno federal criticó que los trabajadores sindicalizados y retirados reciben en promedio 3.3 veces el salario promedio de los trabajadores en activo, y que cada uno por ciento de aumento salarial a los trabajadores en activo repercutía en un aumento de casi el doble para los jubilados.

"Esto hacía que Luz y Fuerza del Centro tuviera un pasivo laboral insostenible y no contara con la reserva financiera para respaldar las jubilaciones", dijo Gómez Mont.

El funcionario mencionó que prácticamente todas las decisiones de LyFC se tenían que tomar con base a las exigencias del SME, medida que fue deteriorando la eficiencia de la empresa.

"Tanto sindicato como Gobierno habían perdido una visión general que era generación y distribución de energía", dijo en entrevista el catedrático del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz.

El experto precisó que ambos entes sociales perdieron el control de revisar las decisiones de inversiones hacia la empresa y detener la ineficiencia financiera.

Sin embargo, otros expertos mencionan que este acto puede ser el inicio de una serie de cambios en otros sindicatos, como el de Petróleos Mexicanos (Pemex) y el de los Trabajadores de la Educación (SNTE).

"Creo que puede ser una buena pauta para combatir las viejas estructuras del sindicalismo en México, que no es éste el único que tenía unas prerrogativas", dijo por su parte el director del posgrado de Derecho Constitucional de la Universidad Panamericana, Marcos del Rosario.

Estas propuestas también han sido alentadas en el pasado por organismos como el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Pero el mismo Gobierno federal ha desmentido esta posible acción.

"En otros casos hemos entrado en contacto con los sindicatos para buscar mecanismos que permitan prestar de manera más eficiente estos casos y, sobre todo, no se pueden comparar realidades donde no se haya llegado a un deterioro como se dio en Luz y Fuerza del Centro, un deterioro histórico, con otros casos", dijo Gómez Mont.

Las autoridades mexicanas han precisado que los trabajadores afectados serán liquidados conforme a lo establecido en la ley y el Contrato Colectivo, medida que podría causar la erogación de 20,000 millones de pesos.

Sin embargo, el Sindicato Mexicano de Electricistas ha mencionado que defenderá a su empresa "hasta la muerte", según palabras de su líder Martín Esparza.

Desde la semana pasada, este sindicato ocupó páginas en los medios nacionales ya que la Secretaría del Trabajo se negó a tomar nota a su dirigente, luego de resolver que sus elecciones presentaron varias irregularidades.

Aunque el Gobierno precisó que la liquidación de Luz y Fuerza del Centro ayudará económicamente en algunos programas sociales (aún no se menciona cuáles y con cuánto), De la Cruz espera que esta medida se vea materializada en las cuentas federales hasta en dos o tres años, mientras que para las finanzas públicas no representarán una ayuda en el corto plazo.

El Gobierno mexicano se encuentra en la búsqueda de la aprobación de su paquete económico 2010, por parte del Congreso de la Unión, donde se presenta una reforma fiscal que prevé la creación de nuevos impuestos y modificaciones en las tasas de algunos gravámenes, ante la caída prevista de los ingresos presupuestarios del siguiente año, por menores ingresos petroleros y tributarios.

Críticas y apoyos

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunos miembros del sector privado, como el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, han opinado que la decisión del Gobierno dará un impulso a la competitividad y crecimiento para el país.

Por otro lado, el líder del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, Alejandro Encinas, mencionó que pelearán por la reintegración de LyFC.

Ahora ve
Google lanza tres nuevas apps gratuitas de fotografía
No te pierdas
×