Correa, desilusionado de no ir a mundial

El presidente de Ecuador pidió “masacrar” al árbitro central del último partido de su selección; el mandatario culpó al brasileño Salvio Fagundes de que no irán al Mundial de Sudáfrica 2010.
QUITO (CNN) -

El presidente del Ecuador, Rafael Correa, pidió el sábado la pena de muerte para el árbitro brasileño Salvio Fagundes, que dirigió el partido del pasado 10 de octubre por las eliminatorias mundialistas, en el que la selección local enfrentó a Uruguay y perdió 2-1. "No soy partidario de la pena de muerte, pero ese árbitro del partido Uruguay-Ecuador tenemos que masacrarlo (...) eso nos sacó del mundial", dijo Correa en su alocución semanal transmitida por radio y televisión "Enlace Ciudadano", desde la sede de la Presidencia.

Correa, criticado por su discurso encendido y los dichos en sus alocuciones semanales, admitió que no había visto el partido, por haber asistido a una reunión del directorio del Banco Central.

La prensa local criticó la actuación de Fagundes, y lo acusó de no sancionar una mano cometida en el área por el defensa uruguayo Sebastián Eguren.

No obstante, la prensa también atribuyó la eliminación del equipo a los 12 puntos que el seleccionado "Tricolor" perdió como local.

Ecuador quedó sin posibilidades de asistir a su tercer mundial de fútbol de manera consecutiva.

El público asistente al salón amarillo de la Presidencia estalló en aplausos luego de las palabras de Correa, tras lo cual, el mandatario dijo que agradecía el esfuerzo del técnico Sixto Vizuete, cuyo contrató terminó luego de la culminación de la eliminatoria.

"La suerte y el arbitraje no estuvieron de nuestro lado, y eso nos costó la clasificación", agregó Correa.

 

Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×