Los diputados esperan el plan fiscal

La Cámara baja se reunirá a las 21:00 horas para recibir los cambios que hará el Senado a la ley; los senadores analizan cambios en los impuestos que se aplicarán en 2010.
diputados  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

El pleno de la Cámara de Diputados decretó un receso hasta las 21:00 horas de este viernes para recibir la minuta de la Ley de Ingresos que se discute en el Senado.

Con un quórum de 336 legisladores, al filo de las 13:00 horas de este viernes, se instaló en sesión permanente el pleno de la Cámara de Diputados.

Tras desahogar algunos asuntos que se remitieron a comisiones en menos de cinco minutos de trabajo, el presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, Francisco Ramírez Acuña decretó un receso hasta las 21:00 horas de este viernes.

Se espera que para esa hora se cuente ya con el paquete fiscal aprobado por los senadores, para que la Cámara de Diputados lo avale o realice las modificaciones necesarias.

Toda vez que el 31 de este mes vence el plazo legal para tener lista dicha ley, que prevé el aumento al IVA de 15 a 16% y la creación de nuevos gravámenes.

El Senado continúa discusión

El Senado aprobó en comisiones un aumento de un punto porcentual en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a 16%, como parte de un plan fiscal propuesto por el Gobierno para contener una profunda crisis económica.

Ahora se espera que el paquete fiscal y la Ley de Ingresos del 2010 pasen al pleno del Senado, donde se prevé un encendido debate en el que los partidos de oposición buscarán modificar los proyectos que deben ser aprobados por los senadores a más tardar el sábado.

Las comisiones de Hacienda y de Estudios Legislativos de la Cámara Alta aprobaron para el 2010 un déficit fiscal equivalente al 0.75% del Producto Interno Bruto (PIB) y un precio estimado del barril de crudo de 59 dólares, mayores a los propuestos por el Gobierno.

Los senadores además dieron su visto bueno en comisiones a un incremento del Impuesto Sobre la Renta (ISR) al 30%, desde la tasa actual de 28%.

Los aumentos tributarios buscan cubrir parte de un enorme agujero fiscal que el Gobierno prevé para el próximo año, y evitar un posible recorte en la calificación de la deuda soberana de México, la segunda economía de América Latina.

Standard & Poor's y Fitch Ratings han advertido que podrían recortar la calificación de deuda de México debido a la debilidad de las finanzas públicas y la gran dependencia presupuestaria de las exportaciones petroleras.

Calificadoras atentas

Las agencias de calificación crediticia esperan los detalles del paquete económico que apruebe el Congreso para el año próximo para tomar una decisión.

"Creemos que si se rechaza el alza al IVA por completo (o el incremento se limita a una vigencia de un año) esto no sería considerado favorable por las agencias calificadoras y un doble recorte se convertiría en un riesgo muy alto", dijo la firma RBC Capital Markets en un reporte.

"Incluso si se aprueba, un recorte en la nota soberana por parte de Fitch es muy probable, mientras que una baja por parte de Standard & Poor's es de 50/50, aunque ambas agencias esperarán hasta que todo el paquete del 2010 sea votado por completo hasta mediados de noviembre para decidir", agregó.

El martes las comisiones de senadores aprobaron alzas en impuestos a la cerveza, bebidas alcohólicas, tabaco y juegos con apuestas, pero dejaron pendiente un nuevo gravamen del 3 por ciento a servicios de telecomunicaciones.

La propuesta fiscal original del presidente Felipe Calderón -que tenía como columna vertebral la aplicación de un nuevo impuesto generalizado del 2% al consumo, incluyendo alimentos y medicinas- fue rechazada por la Cámara de Diputados.

La noche del miércoles, el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, respaldó el aumento de un punto porcentual al IVA, en un intento por asegurar el apoyo de los senadores del opositor partido PRI -cuyo voto es fundamental para la aprobación de leyes en el Congreso.

No obstante, en diferentes comisiones los priístas se abstuvieron de votar y el alza del IVA fue aprobada por los senadores del gobernante PAN.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Nunca es fácil aumentar impuestos. El enojo de la gente no es por el aumento de los impuestos sino porque no percibe el impacto de estas alzas en su beneficio", dijo la senadora del PAN, Teresa Ortuño.

El presupuesto de Egresos, la parte restante del paquete económico para el 2010, debe ser aprobado por los diputados a más tardar el 15 de noviembre y no requiere ser votado por los senadores.

Ahora ve
Los mexicanos desconfían cada vez más en sus autoridades, revela un estudio
No te pierdas
×