AMLO da decálogo rumbo al 2012

López Obrador llamó a elaborar un proyecto alternativo de nación con base en 10 líneas generales; su propuesta contemplan crear una nueva economía y combatir las prácticas monopólicas.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Andrés Manuel López Obrador llamó a sus seguidores a elaborar un proyecto alternativo de nación con base en 10 líneas generales, que deberá estar listo a más a tardar en junio de 2010.

Al conmemorar en el Zócalo capitalino tres años del movimiento de resistencia civil pacífica, que él encabeza, López Obrador estableció el decálogo a seguir.

Así, mediante su propuesta pretende: rescatar al Estado y ponerlo al servicio del pueblo; democratizar los medios de comunicación; crear una nueva economía y combatir las prácticas monopólicas.

De igual manera, considera necesario abolir los privilegios fiscales; ejercer la política con ética y austeridad; fortalecer al sector energético y alcanzar la soberanía alimenticia.

El ex candidato presidencial convocó también a establecer un estado de bienestar y a promover una nueva corriente de pensamiento.

López Obrador subrayó que su propuesta debe realizarse pensando en la transformación del país y con miras a la sucesión presidencial de 2012.

Al abundar en cada uno de los puntos del decálogo, subrayó la urgencia de reintegrar las riquezas y los bienes públicos a la gente para rescatar al Estado y sea democrático.

La democratización de los medios de comunicación, aclaró, no implica expropiaciones, eliminación del régimen de concesiones ni censura, sino garantizar la libre competencia y la libertad de expresión.

Además, sostuvo que se requiere cumplir el Artículo 28 constitucional, que establece la prohibición de los monopolios, las prácticas monopólicas, los estancos y las exenciones de impuestos en los términos y condiciones que fijan las leyes.

El político tabasqueño pidió que la nueva economía sea conducida por el Estado, al impedir la especulación financiera y procurando la generación de empleos bien remunerados.

Exhortó a aprobar una reforma fiscal progresiva, para terminar con la desigualdad en el pago de impuestos y que las grandes corporaciones paguen gravámenes equivalentes a los que se pagan en naciones desarrolladas.

Para ejercer la política con ética y austeridad sugirió revisar el funcionamiento general del Estado y terminar los gastos que calificó como improductivos, entre ellos los sueldos onerosos de los funcionarios.

Sobre el rubro energético, consideró urgente "recuperar la administración de Pemex, invertir en exploración e iniciar de inmediato la construcción de tres grandes refinerías, para dejar de importar 40% de las gasolinas" que se consumen en México.

A fin de garantizar la soberanía alimentaria, propuso cambiar las políticas para dejar de invertir al año 16,000 millones de dólares en importación de maíz, frijol, arroz, leche y otros productos que se pueden producir en el país.

López Obrador se pronunció por promover una nueva corriente de pensamiento para recuperar los valores mexicanos, como la vocación al trabajo, la tolerancia, la solidaridad, el respeto a la diversidad y al medio ambiente.

En compañía de los dirigentes del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya y Arturo López Cándido, así como de los diputados de esa fuerza política, Profirio Muñoz Ledo y Gerardo Fernández Noroña, manifestó su apoyo al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el templete, López Obrador también estuvo acompañado por los perredistas Agustín Guerrero, Dolores Padierna, Pablo Gómez, Clara Brugada, Alejandro Encinas y Martí Batres.

 

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×