Honduras se prepara para elecciones

El país celebrará la votación presidencial el domingo, en medio de una crisis política; el mandatario de facto, Roberto Micheletti, ha prometido separarse del cargo durante las elecciones.
Honduras  (Foto: Notimex)
TEGUCIGALPA (CNN) -

Los principales candidatos a la presidencia de Honduras cerraron el lunes sus campañas para las elecciones del fin de semana, cuestionadas por una mayoría de países que rechaza el golpe de Estado que sacó del poder en junio al mandatario Manuel Zelaya.

El Gobierno de facto llamó a 5,000 reservistas del Ejército para garantizar la realización de los comicios y también prohibió el porte de armas en todo el país hasta nuevo aviso.

El candidato del opositor y conservador Partido Nacional, Porfirio "Pepe" Lobo, favorito a ganar la presidencia, prometió promover el empleo y mejores salarios en su cierre de campaña ante algunos miles de partidarios que ondeaban banderas azules y blancas en un estadio de Tegucigalpa.

La campaña de Lobo, así como la de su principal rival Elvin Santos, del Partido Liberal de Zelaya, se desarrollaron bajo una apatía generalizada por parte de muchos votantes, hartos de la crisis política que estalló el 28 de junio, cuando militares sacaron de su casa a Zelaya y lo expulsaron del país.

Ninguno de los dos candidatos ha pugnado por restituir a Zelaya antes de los comicios y dicen que la decisión está en manos del Congreso y de la Corte Suprema de Justicia.

Lobo rechazó en su discurso de cierre la presión extranjera sobre el país centroamericano, productor de café y textiles.

"No aceptaremos imposiciones políticas de ningún tipo. Y quiero ser claro, y que me escuchen allá en el sur y que me escuchen en el norte, somos nosotros los hondureños los que nos vamos a levantar como pueblo y como nación", afirmó.

La apatía podría sumarse al ya alto abstencionismo del 45% que registraron las elecciones presidenciales del 2005, en las que Zelaya derrotó a Lobo.

Un canal de televisión local mostró el lunes una encuesta hecha a través de mensajes de texto, según la cual un 60 por ciento de los consultados no iban a votar el domingo.

Zelaya permanece desde el 21 de septiembre refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa luego de que fracasara un acuerdo con el Gobierno de facto, auspiciado por Estados Unidos, para conformar un gobierno de unidad nacional, y ha llamado a no votar el domingo.

Carta a presidentes de AL

Zelaya dirigió una carta el fin de semana a los presidentes de América Latina en la que pide reafirmar la presión por su restitución, luego de que Colombia y Panamá regresaran a sus embajadores a Tegucigalpa en una señal de relajamiento de su posición inicial de rechazo al golpe.

"Legitimar los golpes de Estado por medio de procesos electorales espurios divide y no contribuye a la unidad de las naciones de América", dijo Zelaya en la misiva.

Otros tres candidatos, incluyendo a César Ham, del izquierdista partido Unificación Democrática y cercano a Zelaya, están participando en los comicios.

Los partidarios de Zelaya, que mantuvieron movilizaciones y protestas de diversa intensidad desde el golpe de Estado, están convocando para el domingo a sus partidarios a no participar.

"El domingo estamos llamando a quedarse en sus casas, y a no ir a votar", dijo a Reuters Juan Barahona, sindicalista y líder de la resistencia contra el golpe.

Estados Unidos, el principal socio comercial de Honduras y que ha aplicado algunas sanciones contra el Gobierno de facto, ha dicho que las elecciones son una parte importante de la solución, pero no está claro si reconocerán al ganador como el próximo presidente tras haber condenado inicialmente el golpe.

El presidente interino Roberto Micheletti tiene previsto separarse del cargo a partir del miércoles y hasta el 2 de diciembre para que el país se concentre el proceso electoral.

En el decreto, el Gobierno de facto dijo que entre sus objetivos está llevar a cabo los comicios en paz, pero advirtió que éstos "se encuentran amenazados por grupos que pretenden obstaculizar su desarrollo con amenazas de todo tipo, para crear miedo y zozobra en la población general".

En el cierre de campaña de Lobo, Fabricio Ortega, un comerciante de 57 años, dijo mientras esperaba el discurso del candidato que los comicios resolverán la crisis.

"Yo creo que las elecciones van a arreglar esto, ahí va a terminar el problema", dijo mientras cargaba a su hija.

Micheletti confía en reconocimiento de elecciones

Roberto Micheletti, quien tomó el poder en Honduras tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya, dijo el lunes que confía en que el reconocimiento de Estados Unidos a las elecciones del domingo ayudará a acabar con el aislamiento del país centroamericano.

Micheletti dijo a Reuters en una entrevista que si Estados Unidos reconociera las elecciones, "podríamos tener la bonita oportunidad de que al apoyarnos ellos algunos otros países puedan también contribuir para que (...) la situación económica y social del país pueda mejorar".

Washington ha apuntado a que apoyaría el resultado de las elecciones del 29 de noviembre, en el marco de un acuerdo firmado en octubre entre Micheletti y Zelaya para resolver la crisis del país, que incluía una votación en el Congreso para decidir sobre la restitución del mandatario.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde que volvió clandestinamente a Honduras en septiembre, dice que ese acuerdo está muerto y afirma que las elecciones son ilegales y que las impugnará.

 

Ahora ve
Cárteles de la droga y otros grupos criminales reclutan a niños indígenas
No te pierdas
×