Tom Hogan, el éxito de la caridad

La fundación Comunidad Para Baja California proporciona ayuda a las zonas pobres de México; la meta de esta organización es convertir a las comunidades en sociedades autosuficientes.
Comunidad Para Baja California  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Lan Nguyen
NUEVA YORK -

Tras pasar cerca de 20 años como ejecutivo y empresario de Silicon Valley, Tom Hogan decidió iniciar un programa de caridad, y tenía una cosa por seguro: él quería manejarlo como un negocio.

En 2003, él y Bill Ruch cofundaron Comunidad Para Baja California, una asociación no lucrativa que se dedica a mejorar la vida de cuatro tribus nativas en la región norte de Baja California, México.

"Comenzamos a enfocarnos en el retorno de la inversión de nuestros donadores y en nuestro tiempo como voluntarios", dijo Hogan, fundador y socio creativo de Crowded Ocean, una agencia de mercadeo en Silicon Valley que trabaja con empresas de alta tecnología.

"Uno de cada cuatro programas funciona con hojas de cálculo con cantidades de dinero específicas. Podemos obtener donaciones de 55,000 dólares y así llevar agua potable a esas tres comunidades, o con 6,000 dólares se pueden patrocinar campañas de salud. Los donadores, particularmente las personas de alto rendimiento como los capitalistas de riesgo, aman este proyecto. Es muy específico y preciso".

Hogan se inspiró de su propia experiencia como voluntario en esa zona con Los Médicos Voladores, un programa caritativo del norte de California que ofrece servicios médicos, dentales y oftalmológicos para las personas pobres en México y Centroamérica. Hogan, de 56 años, quiso que Comunidad Para Baja California se concentrara en las necesidades médicas de los nativos, pero también atiende problemas a largo plazo como educación e infraestructura.

La agencia no lucrativa lleva a doctores y voluntarios a que evalúen la zona en busca de enfermedades como diabetes, que lleven a cabo exámenes médicos y ofrezcan seminarios para prevenir adicciones y embarazos. El grupo también cuenta con clínicas dentales temporales, y hasta el momento han ofrecido 1,600 millones de dólares en ortodoncias, extracciones y reemplazos dentales. 

"En vez de hacer trabajo de hospital quise atender el problema con la prevención, como con vacunas", dijo Hogan. "Vi a las tribus indígenas como una oportunidad para trabajar del síntoma a la fuente".

Comunidad Para Baja California también becó a 175 estudiantes. Algo de efectivo va con ellos: sólo se necesitan 200 dólares para cubrir los costos anuales de la educación de un estudiante, así como sus libros y otros materiales. La escuela secundaria en Cucapah, poblada con alumnos apoyados con becas de Comunidad, recientemente ganó un premio nacional de un programa de ciencias que combinaba la conservación con la preservación de la cultura nativa.

En vez de que el premio de 8,000 dólares llegara a las familias (como quisieron los padres de familia), los niños decidieron usarlo para comprar computadoras e instalar Internet inalámbrico en su comunidad. Hogan dice que es genial que los niños extiendan y conserven su cultura haciendo uso de la tecnología moderna, la cual es vista por muchos como una amenaza a sus tradiciones.

Hasta la fecha, la beneficencia ha recaudado 300,000 dólares de amigos e inversionistas de riesgo en Silicon Valley, cantidad que fue donada para financiar sus programas. Los costos operativos son cubiertos por Hogan y su esposa, Pamela Pearson.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Comunidad está ahora en una encrucijada: el programa caritativo lucha con convertir a las tribus en sociedades más autosuficientes. "Creemos que los programas de salud y de educación serán permanentes", dice Hogan.

"El programa de infraestructura tiene una lista que nos mantendrá ocupados por otros tres años. Durante ese período, trabajaremos con los líderes tribales para mostrarles cómo deben preservar su cultura y extender sus oportunidades económicas. Los dos enfoques más obvios son el ecoturismo, que ya comenzamos a desarrollar en conjunto con ellos, y encontrar mercados para su cerámica, tejidos y deshilados".

Ahora ve
Melania y Barron Trump reciben el árbol de Navidad que adornará la Casa Blanca
No te pierdas
×