México emite 1.5% del bióxido de carbono

El país aporta 715 millones de toneladas de partículas anuales al problema del calentamiento global; hay un riesgo político si se fracasa en Copenhague, dice Fernando Tudela, subsecretario de...
México  (Foto: Archivo)
Mariana F. Maldonado

Diciembre de 2009 es un año decisivo para el mundo. La meta es ambiciosa. Con la reunión que se llevará a cabo en Copenhague en diciembre, el gobierno danés pretende lograr un acuerdo global en el que todos los países del mundo participen con un objetivo: reducir las emisiones de gases de invernadero y, con ello, evitar un mayor calentamiento global.

México forma parte de los países que  trabajan en la negociación, y propone para paliar el problema el llamado "Fondo Verde", un esquema de contribución entre países desarrollados y en desarrollo que obligue a los países con mayores emisiones de gases de invernadero a pagar el daño que le hacen al ambiente.

Para Fernando Tudela, Subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), no participar en la mitigación y adaptación del cambio climático es un lujo que un país en desarrollo como México no se puede permitir.

"Las primeras víctimas del cambio climático vamos a ser nosotros, los países pobres", aseguró.

 "Nosotros tenemos en nuestras manos 1.5%  del problema (aproximadamente 715 millones de toneladas de bióxido de carbono), es la proporción de lo que emite México con el resto del mundo", afirmó. 

Existen varias dificultades para lograr el acuerdo tan esperado en esta conferencia anual y paradigmas políticos a vencer. Si bien "hay una responsabilidad histórica de los países desarrollados... ha llegado el momento de dejar de culpar al vecino y de asumir una responsabilidad propia, el problema no se va a resolver si no arrimamos el hombro todos" aseguró Tudela.

En esta reunión, México espera un nuevo acuerdo de cooperación internacional en el que cada país ponga su parte para afrontar el problema. Copenhague 2009 representa para nuestro país una oportunidad para presentar nuevamente el "Fondo Verde", dado a conocer por primera vez en la Quinta Cumbre América Latina y el Caribe-Unión Europea celebrada en Lima Perú en 2008.

Éste vendría a reforzar al Protocolo de Kyoto con un esquema de contribución equitativo en el que, con base en la medición de las emisiones de gases invernadero que cada país emite, se logre que los países desarrollados contribuyan -de acuerdo con las cantidades emitidas a partir de 1990, mismo año de referencia del Protocolo de  Kyoto- a que los subdesarrollados mitiguen y se adapten al cambio climático.

"El Fondo Verde no está manejando donativos, sino transferencia de recursos netos en cantidades no reembolsables" afirmó el funcionario.

Para él, en Copenhague 2009 es esencial la voluntad política de todas las partes para lograr los consensos.

"Hay una conciencia del precio político a pagar de fracasar en Copenhague... a la opinión pública le costaría mucho entender cómo es que teniendo tan clara la amenaza que se cierne sobre la humanidad, no nos ponemos de acuerdo", dice.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Según él, abordar el cambio climático es costeable, no se necesitaría hacer sacrificios inmensos: con entre el 1 y 2% del PIB mundial se podría garantizar un desarrollo para todos bajo en carbono.

"El mundo está emitiendo gases de invernadero encima del peor de los escenarios, cerca de 50 gigatoneladas de CO2 al año,  más de lo que los científicos preveían hace 8 ó 9 años, vamos directo a aumentar cuatro grados de temperatura en la atmósfera, dos más con los que los riesgos se nos van de las manos".

Ahora ve
Según la psicología, estos factores pueden predecir un divorcio
No te pierdas
×