Profeco va contra alza en la tortilla

El organismo dijo que multará a dueños de tortillerías que no justifiquen el aumento del producto; tras un operativo sorpresa, inmovilizó básculas y colocó sellos de advertencia en algunos negocios.
tortillas-maiz-gruma-SXC.jpg  (Foto: Archivo)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

En un operativo sorpresa, personal de la Profeco encontró esta mañana tortillerías que vendían el producto con un faltante de 40 a 100 gramos, mientras que otras lo comercializaban el kilogramo en nueve pesos, sin acreditar el incremento.  

El equipo de verificación del organismo colocó sellos de advertencia en los establecimientos e inmovilizó las básculas, en tanto que los dueños de las tortillerías deberán pagar una multa que puede oscilar entre los 300 hasta los 2 millones de pesos.  

El subprocurador de Verificación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), José María de los Santos Quezada, explicó que en los últimos días han recibido 20 denuncias de los consumidores por el alza injustificada en el precio del kilogramo de la tortilla.  

Señaló que el costo promedio del kilogramo del alimento básico encontrado por el personal del organismo es de 8.50 pesos, por lo que advirtió que se actuará con todo el rigor de la ley si un precio superior a éste no es justificado por los dueños de los establecimientos.  

Según explicó, los responsables de las tortillerías deberán acreditar, mediante la factura de compra de sus insumos, el alza en el precio del producto final, si es que fuera el caso.  

Entrevistado previo al inicio del operativo, De los Santos Quezada refirió que durante 2009 personal de la Profeco verificó tres mil 800 tortillerías en todo el país, de las cuales 900 fueron sometidas a procedimiento administrativo.  

Los operadores de las tortillerías están obligados a exhibir al público el precio del kilogramo de tortilla y justificar ante la Profeco un incremento en el costo del alimento, insistió.  

Durante el operativo, que será permanente en todo el país, los verificadores de la Profeco inmovilizaron una báscula y colocaron sellos de advertencia en una tortillería de la colonia San Rafael, en la que se vendía el producto con un faltande de 40 gramos por kilo.  

En una segunda visita en la Colonia Santa María La Ribera, los verificadores ubicaron una tortillería que reincidió en la falta de acreditación para incrementar el precio del producto, de 8.50 a 9.00 pesos.  

En este último caso, el dueño del establecimiento cuenta con 10 días hábiles para justificar el incremento en el precio de la tortilla, de lo contrario, la Profeco podría clausurar el negocio.

Ahora ve
La Ciudad de México recibirá la visita de Godzilla
No te pierdas
×