Renuncia el vicepresidente venezolano

Ramón Carrizalez notificó este lunes que dejará su cargo por razones estrictamente personales; descartó que su dimisión sea en protesta por el cierre de varios canales de TV por cable.
Hugo Chávez  (Foto: Archivo)
CARACAS/WASHINGTON (Notimex) -

El vicepresidente de Venezuela, Ramón Carrizalez, junto con su esposa, la ministra del Ambiente, Yubirí Ortega, anunciaron el lunes su renuncia a los respectivos cargos por razones "estrictamente personales".

Ambos funcionarios presentaron este lunes sus respectivas dimisiones ante el líder de la Revolución Bolivariana y la decisión se habría tomado por motivos "estrictamente personales", de acuerdo con fuentes del palacio de gobierno.

Indicaron que Carrizalez y su esposa se encuentran en la actualidad elaborando las actas de entrega de sus respectivos cargos y a la espera de los nuevos nombramientos.

Carrizalez aclaró que cualquier versión distinta a lo argumentado para renunciar es "falsa y tendenciosa", pese a que se ha incrementado el descontento popular por polémicas medidas adoptadas por la administración de Chávez.

Medios locales informaron que la salida de Carrizalez "no se produce por ninguna discrepancia en decisiones de gobierno" y "cualquier versión distinta es falsa y tendenciosa".

La OEA pide relatores en Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) pidió el lunes a Venezuela que permita la visita de representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tras el cierre de varios canales de televisión por cable en ese país.

"Sería de gran ayuda" que, según la Carta de la OEA y la Convención Interamericana de Derechos Humanos, el gobierno de Hugo Chávez permita la visita de representantes de la CIDH y la relatora Especial para la Libertad de Expresión, indicó el organismo en un comunicado.

"Lamento la situación producida en la República Bolivariana de Venezuela relativa al retiro del aire de seis canales de televisión por cable", dijo el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, quien reiteró su disposición de "colaborar al diálogo y al entendimiento de las partes".

A la medianoche del sábado las empresas televisivas por suscripción sacaron del aire la señal de la opositora empresa privada RCTV - así como otros cinco canales menos populares, incluida TV Chile -, luego de que el Gobierno les advirtió de posibles sanciones si se negaban a retirar a canales que incumplen con las leyes.

Diosdado Cabello, ministro de Obras Públicas y presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), dijo este lunes que la suspensión a Radio Caracas Televisión Internacional (RCTV) se podría levantar si la firma se somete a una revisión de su programa que "demuestre que son internacionales".

El Gobierno venezolano considera que RCTV tiene el 96% de producción nacional, por lo cual no se le puede considerar internacional porque necesitaría que el 70% de la programación tenga espacios extranjeros.

RCTV considera que por ser internacional no está obligado a transmitir los discursos de Chávez, como lo hacen las cadenas nacionales.

La concesión de RCTV para transmitir por señal abierta fue revocada por el Gobierno venezolano en 2007 y desde entonces se difunde por cable desde Miami bajo RCTV Internacional.

La denuncia contra el cierre de los canales fue presentada el fin de semana por el comisionado para Asuntos Venezolanos de la CIDH, Paulo Sérgio Pinheiro, y la relatora Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Catalina Botero.

Ambos manifestaron su "enérgico rechazo" al cierre de canales de televisión por cable en Venezuela y solicitaron el reestablecimiento de las garantías de libertad de expresión y del debido proceso.

Según la CIDH, para que resulte legítimo el cierre de un medio de comunicación es necesario que, previo el agotamiento de un debido proceso, un órgano estatal independiente verifique la falta.

"En el presente caso, los canales que fueron sacados intempestivamente del aire no han tenido la oportunidad de defenderse en un proceso debido y frente a una autoridad imparcial", puntualizó.

Señaló que "con esta decisión, se profundiza el deterioro del derecho a la libertad de expresión en Venezuela, al impedir que medios de comunicación que eran transmitidos por cable puedan seguir operando de manera independiente, sin miedo a ser silenciados por su enfoque informativo o su opinión editorial".

EU, preocupado por la libertad de prensa

Estados Unidos expresó hoy su preocupación por el cierre de canales en Venezuela el fin de semana pasado, incluido el opositor RCTV Internacional, por un presunto incumplimiento a las leyes de ese país sudamericano.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Consideramos que una prensa libre e independiente es un elemento vital en cualquier democracia. Y en cualquier momento que el gobierno cierre una red independiente, ése es un tema de preocupación", dijo el vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley.

"Continuaremos expresando estas preocupaciones a cualquier Gobierno, incluyendo al gobierno de Venezuela", señaló el vocero, quien informó que la embajada de Estados Unidos en Caracas expresó esas preocupaciones el fin de semana.

Ahora ve
Las tropas estadounidenses se mantendrán en Afganistán, anuncia Trump
No te pierdas
×