Atacan cuartel de policía en Nuevo León

La Secretaría de Seguridad Pública de San Pedro Garza García fue atacada con granada esta mañan al menos cinco personas resultaron heridas entre ellas cuatro policías, cuando pasaban revista.
La Policía Federal Preventiva llegó hoy a Monterrey para ref
MONTERREY (Notimex) -

Al menos cinco personas, entre ellas cuatro policías y un intendente, resultaron heridos esta mañana durante un ataque con granadas y armas de grueso calibre a la sede de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de San Pedro Garza García.

Los hechos ocurrieron poco antes de las 07:00 horas durante el pase de revista cuando desconocidos irrumpieron en el inmueble por el área de ingreso a barandilla para perpetrar el ataque a la sede policial ubicada en la avenida Corregidora, entre Independencia y Niños Héroes.

De acuerdo a los primeros informes, los responsables del ataque viajaban en un automóvil Jetta Rojo, en el que huyeron con rumbo desconocido, por lo que se implementó el código rojo para dar con el paradero de los delincuentes.

Hasta el momento tres de los heridos fueron identificados como Juan Silva, Jesús Méndez y Silvestre Rodríguez, aunque no se precisa si entre ellos se encuentra el intendente, que también resultó herido.

Este ataque provocó una amplia movilización de la policía municipal y Seguridad Pública del Estado, así como Ministerial, además de corporaciones de auxilio para el traslado de los heridos a un hospital privado.

Paramédicos de las cruces Verde y Roja Metropolitana trasladaron en tres ambulancias a las cinco personas lesionadas al Hospital Oca, ubicado por la avenida Cuauhtémoc de esta ciudad, el cual permanece vigilado por decenas de policías.

Uno de los policías presenta heridas en la extremidad inferior derecha y al lado izquierdo del tórax, aunque su condición es estable, al ser lesionado sólo por esquirlas, en tanto que otro efectivo fue herido por dos impactos en abdomen.

El tercero de los efectivos trasladado por paramédicos de las cruces Verde y Roja locales, presenta perforación en pulmón derecho, al recibir impacto en el tórax que le salió por la espalda, el cual lo mantiene en estado grave.

Asimismo, se indicó que uno de los elementos recibió impactos de bala en el pecho, con orificio de entrada en la axila derecha y salida por la izquierda.

Mientras tanto el intendente fue atendido por una herida en la mandíbula, que también lo tiene en situación grave en el Hospital Oca, cuyas instalaciones están vigiladas por policías municipales y estatales.

La zona aledaña al cuartel de policía de San Pedro Garza García se encuentran rodeada por efectivos de diferentes corporaciones que portan armas largas, chalecos antibalas y pasamontañas.

Especialistas en explosivos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) encontraron en la vía pública, frente a la sede de la corporación, una granada que no se activó.

Custodia Ejército el cuartel en Nuevo León

Tras el ataque el secretario de Seguridad Pública del municipio, Rogelio Lozano de León, dijo en entrevista que por la gravedad de los hechos se pidió el apoyo militar para resguardar a la corporación.

La sede policial ubicada en la avenida Corregidoraes resguardada por unos 40 militares que, con armas largas, arribaron a bordo de camiones y vehículos Hummer.

Lozano de León mencionó que luego del ataque, se contactaron de inmediato con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y de la Séptima Zona Militar para que se proteja a la corporación, "al menos por unos días".

"Confiamos en ellos y vamos a estar apoyando en todo lo necesario, ahorita estamos brindando todas las facilidades que se puedan dentro de la corporación", comentó.

El funcionario acotó que desde testigos, oficiales de Tránsito y policías "que pudieran haber visto" los hechos, así como los videos de las cámaras de seguridad de la corporación, están a disposición de autoridades investigadoras.

Respecto a si se tuvieron amenazas previas al ataque de esta mañana, Lozano de León dijo que no se habían recibido.

Durante 2007 las ejecuciones atribuidas al crimen organizado en Nuevo León ascienden a 75, incluidas 25 policías de diversas corporaciones.

Ahora ve
No te pierdas