Ejecuciones amenazan al sector turístico

Empresarios de Acapulco exigieron a las autoridades hacer algo para detener la narcoviolencia; el martes pasado el puerto vivió uno de sus peores ataques en una ola de ejecuciones que no ces
ACAPULCO (AP) -

Hoteleros y otros empresarios acapulqueños reclamaron a las autoridades tomar medidas serias para detener la violencia que amenaza a los hoteles de playa, las discotecas y las taquerías de pescado y todos los negocios del sector turismo en el puerto.

Asesinatos cometidos a plena luz del día por presuntos contrabandistas de drogas en las laderas que dominan la Bahía de Acapulco hacen temer a empresarios que las guerras entre “narcos” paralicen la actividad del sector, que es crucial para la economía mexicana.

En una reunión con empresarios, el alcalde de la entidad Félix Salgado, dijo el miércoles que las autoridades patrullaban la zona turística y ''garantizarán la seguridad de quienes nos visitan''.

El martes pasado, en uno de los ataques más audaces perpetrados hasta la fecha, sicarios con uniformes militares irrumpieron en dos estaciones de policía, desarmaron a los agentes y abrieron fuego.  Cinco investigadores policiales y dos secretarias murieron, y según algunos testigos, los ataques fueron filmados en video por los propios asaltantes.

Las autoridades federales dijeron el miércoles que investigaban la posible vinculación de alguno de los policías asesinados, y si las matanzas no eran un ajuste de cuentas entre los cárteles rivales del Golfo y Sinaloa.

''Tenemos miedo de salir a las calles (…)' si salimos o si vamos a dar un paseo, lo hacemos en grupo porque es demasiado peligroso'', dijo Raffael Vescio, un turista canadiense.  Por su parte, Mark Maric, también canadiense- y que vacaciona en el puerto de Guerrero con sus tres hijos, señaló que no iba a permitir que los delincuentes afecten sus días de descanso.

Rodolfo Elizondo, secretario de Turismo de México, afirmó el miércoles que los asesinatos eran ''sin duda'' eventos que tendrían un efecto negativo en el turismo, aunque la oficina a su cargo intenta preservar la idea de que se trata de “hechos aislados”.

Una de las estaciones de policía atacadas el martes se encuentra cerca de la autopista principal de ingreso a la ciudad. Días antes, dos turistas canadienses sufrieron heridas en las piernas al ser rozados por balas disparadas en el vestíbulo de su hotel en la arteria turística principal.

Ahora ve
No te pierdas