La oposición exige aclarar cómo participará México en misiones de paz

Senadores del PAN y del PRD consideran que el gobierno debe precisar en qué tipo de operaciones de la ONU se buscará intervenir
Rick Perry responde a las críticas de Peña Nieto
Mauricio Torres
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Aunque consideran positivo que México busque colaborar con las operaciones de mantenimiento de la paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), senadores de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), principales fuerzas de la oposición, exigen que el gobierno de Enrique Peña Nieto aclare en qué tipo de misiones participará el país. 

Durante su discurso de este miércoles ante la Asamblea General de la ONU, Peña Nieto anunció que México aportará personal militar y civil para estas operaciones, a las que se refirió como un instrumento que ayuda a "superar conflictos" a través de "acciones de reconstrucción, asistencia humanitaria y seguridad". 

La senadora panista Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta, aplaudió que México quiera tener un mayor protagonismo a nivel internacional, pero demandó "criterios claros" sobre los casos en los que se intervendrá. 

"Me parece importante que se precise por parte del Ejecutivo. Creo que no son temas en los que se deba estar entre grises", dijo en entrevista. 

Para la legisladora, por ejemplo, todavía no es claro si sólo se buscará que México participe en operaciones de paz con fines humanitarios —como el apoyo a refugiados— o si también actuará en zonas con conflictos bélicos. 

"Que haya criterios claros. Nuestra Constitución es muy clara en defender los derechos humanos, la democracia. Nuestra Constitución es clara, pero lamentablemente este gobierno no es claro", insistió. 

El senador perredista Raúl Morón, secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe, coincidió en ese punto de vista y señaló que él apoyaría el envío de personal mexicano para ayudar en desastres naturales o emergencias sanitarias, pero no para labores de seguridad, bajo el argumento de que México antes debe "centrar" su atención en resolver sus propios problemas en esa materia. 

"Por ejemplo, lo que está pasando en África, si fuera una brigada médica para contener esa epidemia que existe del ébola, claro que no tenemos ninguna objeción, porque aparte eso ayuda, sirve mucho para eventos que podamos tener en el futuro en el país", dijo en entrevista. 

"Es necesario que haya precisión de a qué se refiere con esta participación. Creo que hay muchos sectores donde puede darse sin mayor dificultad, pero hay otros que en un principio tendría muchas resistencias a que participen", agregó. 

La Constitución señala que el presidente tiene la facultad de dirigir la política exterior del país, bajo principios como la autodeterminación de los pueblos o la solución pacífica de controversias. Sin embargo, también indica que esa conducción estará bajo vigilancia del Senado, lo que implica que éste debe ratificar los tratados internacionales firmados por el gobierno y autorizar la salida de soldados o marinos, entre otras cosas. 

Esto significa que si Peña Nieto quiere enviar personal militar a alguna operación de mantenimiento de la paz aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU, la decisión deberá ser avalada por la Cámara alta. 

Un anuncio que creará polémica

La senadora Marcela Guerra, del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, defendió la decisión del presidente de buscar el envío de personal mexicano a las operaciones de la ONU. 

Sin embargo, reconoció que el caso de las misiones con labores de seguridad generará controversia en el Senado, donde el 9 de octubre comparecerá el canciller José Antonio Meade. 

"Lo que pudiera causar polémica es lo que implicaría el tema de seguridad, pero si el presidente, que es el jefe de las Fuerzas Armadas, así lo dispone, así será", dijo Guerra en entrevista. 

"Las especificaciones se darán en el momento (...) donde el Senado debatirá para aprobar o no la salida de tropas", agregó. 

Hasta la fecha, México ha participado en tres ocasiones en operaciones de paz de la ONU, según la cancillería. Las dos primeras fueron en Los Balcanes y en Cachemira, en 1947 y en 1949, respectivamente, cuando se mandó a observadores militares. La tercera ocurrió de 1992 a 1993 con policías en El Salvador. 

A decir de la ONU, actualmente hay 16 operaciones en curso, la mayoría de las cuales se desarrollan en África. La más cercana a México está en Haití y se instaló en 2004, a raíz del conflicto armado que comenzó tras el fin del gobierno de Bertrand Aristide. 

El académico Adolfo Laborde, del Tecnológico de Monterrey, describió como "un acierto" la decisión del gobierno de Peña Nieto de colaborar con las operaciones de la ONU, bajo el argumento de que esta medida es congruente con el objetivo del Plan Nacional de Desarrollo (PND) de que el país sea un actor global "responsable y activo". 

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Sin embargo, advirtió que las autoridades federales deben ser cuidadosas en la implementación de esta colaboración, para no violar los principios constitucionales de la política exterior.

"Se tendrá que respetar muy bien el marco jurídico dentro de la legislación mexicana para que esto pueda ser aprobado y que no tengamos ninguna contradicción al interior del país, y que despierte una serie de discusiones estériles de si vamos o no a participar", dijo.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×