La licencia de Gustavo Madero divide (otra vez) a Acción Nacional

Los afines al exdirigente respaldan que deje el puesto y busque una curul, mientras críticos dicen que antepone su agenda a la del partido
Pacto por México, lo único rescatable: Madero
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La decisión de Gustavo Madero de pedir licencia a su cargo como dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), para buscar una candidatura como diputado federal en los comicios de 2015, divide nuevamente a la militancia panista, que desde 2012 ha tenido diferencias por diversos temas, entre ellos la relación del partido con el gobierno de Enrique Peña Nieto. 

Para los panistas afines a Madero, el que éste se aleje del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) para perseguir y lograr un espacio en la Cámara de Diputados ayudará al PAN a impulsar sus propuestas en la próxima Legislatura. Por el contrario, sus críticos afirman que Madero está anteponiendo su agenda personal a la partidista, lo que perjudicará a todo el panismo. 

La senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, miembro de la Comisión Permanente del PAN, tachó de "lamentable" la decisión de Madero, porque en su opinión representa "una falta de respeto" para los militantes que apenas en mayo pasado votaron por su reelección.

"Ayer lo expresé ante la Comisión Permanente. Es un hecho lamentable. Fue la primera vez que el partido tuvo la oportunidad de elegir a su dirigente por los militantes, y por una decisión personal del presidente Madero, deja el cargo y se va por una diputación. Creo que es una falta de respeto total a la militancia panista, es una falta total de respeto al mismo partido", dijo Díaz Lizama en entrevista con CNNMéxico este miércoles. 

Madero, dirigente panista desde diciembre de 2010, pidió y recibió licencia al cargo la noche de este martes, al argumentar en la Comisión Permanente del PAN que desde el Congreso tendrá más posibilidades de impulsar las propuestas del partido. 

Las normas internas del PAN obligan a los dirigentes que quieran competir por una candidatura a separarse de sus cargos antes del inicio de un proceso electoral. Sin embargo, no impiden que los retomen una vez que sean desigados candidatos, lo que permitiría que Madero regrese al CEN ya habiendo recibido la candidatura, en los primeros meses del próximo año.

El permiso para Madero fue aprobado por mayoría, aunque algunos integrantes —entre ellos Díaz Lizama— se abstuvieron de votar, en protesta por la decisión de Madero de alejarse del CEN a una semana de que el próximo 7 de octubre arranque el proceso electoral 2014-2015. 

"Creo que no estamos en condiciones, como Partido Acción Nacional, para este tipo de actos. Sin embargo, a lo que sigue. Tengo fe en que el presidente que sustituye, Ricardo Anaya, haga un mejor trabajo que el pobre desempeño de cuatro meses de Gustavo Madero", dijo la senadora, quien en la elección interna de mayo pasado apoyó a Ernesto Cordero. 

"Una decisión estratégica"

Cordero también es senador en la actual Legislatura y es uno de los políticos más cercanos al expresidente Felipe Calderón (2006-2012), con cuyo grupo Madero ha sostenido varios enfrentamientos públicos desde que el PAN perdió frente al Partido Revolucionario Institucional (PRI) las elecciones presidenciales de 2012. 

En contraste con Díaz Lizama, el diputado federal Rubén Camarillo, también integrante de la Comisión Permanente del PAN, respaldó la decisión de Madero, bajo el argumento de que su postulación ayudará al partido en las contiendas del próximo año. 

"Proyectar a un hombre que ha ejercido un liderazgo tan importante como Gustavo Madero es una decisión estratégica que se está tomando. Yo estoy a favor de que Madero pudiera ser diputado en la Legislatura siguiente", dijo en entrevista.

"Me parece que se requiere entregar la estafeta, los diputados actuales del PAN, a otra generación de diputados que le dé seguimiento, supervisión, fiscalización a todos los resultados que se tienen que ir dando de las reformas estructurales que se han logrado", agregó.

Para Camarillo, excompañero de Madero en el Senado de 2006 a 2012 y político cercano a su grupo, el dirigente con licencia no antepone su agenda personal a la del partido, sino que ambas están en sintonía. 

"La suma de las agendas personales de los panistas da la agenda del partido. (...) Yo estoy en contra cuando las agendas personales van en contra de la agenda del partido, pero en este caso particular, como pueden ser muchos otros casos, la agenda personal, las aspiraciones personales suman a la agenda del partido", dijo.

Decisión legal, pero...

Para el senador Ernesto Ruffo Appel, por el contrario, la decisión de Madero de alejarse del CEN perjudica al PAN porque impide que haya continuidad en la dirección del partido, cuando deben prepararse las campañas federales para renovar la Cámara de Diputados y las locales para 17 entidades, en nueve de las cuales se elegirá gobernador. 

"Esto, si bien es legal, habla de que su cabeza, la del presidente nacional del partido, está en cosas particulares que trascienden sus responsabilidades como jefe nacional", dijo en entrevista. 

En 2013, Ruffo y otros militantes fundaron el movimiento Panistas por México, que entonces exigió a los grupos de Madero y de Cordero superar sus diferencias y buscar la unidad del PAN. 

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Sin embargo, las confrontaciones se han mantenido y, según los legisladores consultados, se prevé que crezcan con la licencia de Madero y con el próximo inicio de las contiendas internas por las candidaturas a cargos federales y locales.

"Creo que esto no es una buena señal para el bienestar de Acción Nacional", dijo Ruffo al respecto.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×