Peña firma acuerdos en China entre polémica por concesión de tren revocada

El presidente de México signa con el gobierno chino pactos sobre inversiones, investigación científica y tecnológica, comercio y turismo
Peña Nieto llega a China en medio de polémicas
/
(Reuters) -

El presidente Enrique Peña Nieto firmó diversos acuerdos este jueves en Pekín, en plena polémica por la suspensión de una concesión a una empresa estatal china de un contrato para construir un tren de alta velocidad en México.

Peña Nieto se reunió con su homólogo Xi Jinping. Ambos presidieron la firma de 14 acuerdos y contratos de inversión.

"La base de nuestra relación es la confianza. Ahora las relaciones entre China y México son más amplias, más estables, más productivas y beneficiosas para nuestros pueblos", dijo Peña Nieto en el marco de su visita de Estado al país asiático.

"(Estos acuerdos) son el fundamento para que nuestras relaciones futuras florezcan", añadió, haciéndose eco de unas palabras de Xi.

Entre los acuerdos firmados destacan los de cooperación en investigación científica y tecnológica, así como exportación de carne de buey y tequila mexicanos y cítricos chinos. También se firmaron acuerdos para promover el turismo en México.

Peña Nieto anunció además la próxima creación de un fondo chino-mexicano entre la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y tres compañías chinas. El objetivo es captar hasta 5,000 millones de dólares, con los cuales financiar proyectos de Pemex como el gasoducto de Los Ramones, de Tamaulipas a Nuevo León.

Entre los acuerdos rubricados este jueves figura uno del China Development Bank con Bancomext y Pemex para colaborar en proyectos petroleros. También hay otro entre el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC), Pemex y la petrolera china CNOOC.

El gobierno de Peña Nieto busca activamente participación privada y extranjera en el sector petrolero, tras impulsar la reforma energética que puso fin a más de 75 años de monopolio de la estatal Pemex.

Si en un pasado reciente China y México competían por colocar manufacturas en el mercado estadounidense y apenas tenían relaciones económicas, la expansión de las inversiones de Pekín por todo el mundo ha hecho que se convierta en un socio atractivo para México.

El mandatario anunció un fondo de inversión común de 2,400 millones de dólares para apoyar a empresas de ambos países deseosas de invertir en proyectos de infraestructuras, minería, energía, ingeniería, turismo y alta tecnología.

Peña Nieto inició este lunes su gira en China, donde participó junto a los mandatarios de otros países en una reunión del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Este jueves, parte rumbo a Australia para la cumbre del Grupo de los 20 (G-20).

El tren, la mansión y los normalistas

La visita del presidente mexicano tiene lugar en un contexto delicado por la reciente decisión del gobierno de anular la licitación concedida a un grupo empresarial encabezado por una empresa china para construir un tre de alta velocidad en México, el primero de América Latina.

Además, se ha criticado que se vaya del país en plena crisis por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en Iguala.

China Railway Construction Corporation (CRCC) había ganado la licitación en un consorcio con empresas mexicanas para realizar la obra de 210 kilómetros entre la Ciudad de México y Querétaro por un valor de 50,800 millones de pesos (3,760 millones de dólares).

Peña Nieto decidió anular el pasado 6 de noviembre la licitación que el consorcio, único postor, había ganado días antes, tras las dudas de la oposición sobre la transparencia del proceso.

CRCC se dijo "sumamente sorprendida" por la decisión y anunció el 10 de noviembre que estudia emprender acciones legales.

Luego se supo que la primera dama, Angélica Rivera, compró una mansión a una firma vinculada con el consorcio que iba a construir el tren, según una investigación del portal Aristegui Noticias, encabezado por Carmen Aristegui, periodista que también conduce el programa Aristegui en CNN en Español.

Rivera acompaña a Peña Nieto en el viaje a China.

La casa de la polémica, en las Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México y valorada en siete millones de dólares, fue construida por Ingeniería Inmobiliaria del Centro, propiedad del Grupo Higa, grupo que participaba a través de otra de sus filiales (Constructora Teya) en el consorcio del tren.

Ante la polémica por el reportaje, el equipo de Peña Nieto afirmó que la casa es de Rivera y que no tiene nada que ver con la adjudicación del tren.

Antes de su encuentro con el presidente chino, Peña Nieto participó en Pekín en la reunión del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y ahora viajará a Brisbane, Australia, para participar en una reunión del Grupo de los 20.

Ahora ve
Tesla desvela su prototipo de tráiler eléctrico con conducción autónoma
No te pierdas
×