Peña tiene su nivel de aprobación más bajo en dos años de mandato

El porcentaje de ciudadanos que desaprueba el desempeño del presidente es de 50% o más, según encuestas de dos diarios nacionales
Culpables de caso Ayotzinapa serán detenidos: Peña
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

La aprobación del presidente Enrique Peña Nieto llegó a su punto más bajo en noviembre de 2014, justo al cierre de su segundo año de gobierno, según dos encuestas realizadas por diarios de circulación nacional. 

En el estudio publicado este lunes por Grupo Reforma, 58% de los ciudadanos encuestados desaprobó a Peña Nieto, mientras sólo 39% lo aprobó. 

Cuando Peña Nieto asumió el cargo el 1 de diciembre de 2012, su nivel de aprobación era de 61% y el de desaprobación de 31%; en tanto, para abril de 2013 su nivel de aceptación bajó a 50% y el de rechazo se quedó en 30%, según Reforma.

El nivel de impopularidad de Peña Nieto es el peor en 19 años para un presidente mexicano. El anterior se registró al cierre del segundo año de Ernesto Zedillo en la Presidencia de la República, cuando el país enfrentaba una severa crisis económica. 

Por separado, una encuesta publicada por el diario El Universal y elaborada por la encuestadora Buendía & Laredo también señala que el porcentaje de ciudadanos que aprueban la gestión de Peña Nieto llegó a su nivel más bajo en dos años, al situarse en 41%, mientras el de personas que la desaprueban está en 50%. 

Hace un año, el nivel de aceptación era mayor al de rechazo, al ubicarse en 50% por 37%, según el estudio difundido por El Universal

La difusión de estos datos se da no sólo el mismo día que Peña Nieto cumple su segundo año al frente del Poder Ejecutivo, sino mientras el gobierno federal trata de hacer frente a la crisis causada por la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero, un caso que ha captado la atención nacional e internacional. 

El crimen presuntamente fue cometido a finales de septiembre pasado por policías municipales de Iguala y de Cocula, quienes estaban ligados a un grupo delictivo y seguían órdenes del exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, según la Procuraduría General de la República (PGR). 

La situación ha generado indignación y la derivado en numerosas protestas en el país, particularmente en Guerrero y en el Distrito Federal. Durante estas manifestaciones, el gobierno de Peña Nieto ha sido uno de los principales blancos de reclamos. 

Para hacer frente al caso y evitar otros crímenes similares, Peña Nieto anunció el jueves pasado una serie de 14 medidas en seguridad, justicia y desarrollo económico, que incluyen puntos como proponer una reforma para crear 32 policías estatales de mando único y una ley para disolver las autoridades municipales infiltradas por la delincuencia. 

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Un día después, Peña Nieto reconoció que concretar estos cambios tomará tiempo y será difícil.

"(El jueves) dejé muy claro que no habíamos tomado una ruta corta ni fácil, que era un proceso que comprometía el esfuerzo del gobierno (...) Hoy nos hemos trazado una ruta verdaderamente desafiante, pero comprometida, para asegurar que esos postulados, que las medidas anunciadas, realmente se materialicen", dijo.

Ahora ve
Esta es la frase de Bill Belichick que enojó a algunos mexicanos
No te pierdas
×