Acusaciones, explicaciones y deslindes en la batalla por la Miguel Hidalgo

Irregularidades en el edificio donde vive el candidato del PRD y denuncias por la hermana de la del PAN salen a flote en la recta final
Candidatos en Miguel Hidalgo
Candidatos en Miguel Hidalgo  Candidatos en Miguel Hidalgo
| Otra fuente: CNNMéxico

A dos semanas y media de las elecciones en la capital del país, la contienda por la delegación Miguel Hidalgo avanza entre señalamientos a los dos candidatos punteros, David Razú, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Xóchitl Gálvez, de Acción Nacional (PAN).

Este martes, un foro de propuestas organizado por la Confederación Patronal de la República Mexicana en el Distrito Federal (Coparmex DF), al que acudieron los candidatos por separado, fue también escenario de explicaciones y deslindes.

Por la mañana, se publicó en periódicos nacionales un desplegado que decía que "Xóchitl Gálvez no es de fiar", porque supuestamente sabía que su hermana era secuestradora. Estaba firmado por Enrique O., quien se identifica como hijo de una víctima de la banda de Jaqueline Malinali Gálvez, presa desde 2012.

Pero eso no fue todo, pues en una entrevista radiofónica, el delegado con licencia de Miguel Hidalgo y hoy candidato a diputado local, Víctor Hugo Romo, acusó que durante 12 años de administraciones panistas, en las que Xóchitl Gálvez fue funcionaria, sus empresas consiguieron contratos por 25 millones de pesos.

Ante ello, la candidata del PAN aseguró que solo hay un contrato con el que puede vinculársele: un edificio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que su empresa, High Tech Services, ayudó a construir y al que hizo mantenimiento en 2006.

Gálvez contó que consultó a la contraloría y le dijeron que no había problema si la compañía participaba en la licitación, porque ella no tendría injerencia en el proceso, así que finalmente ganó el contrato la empresa de su esposo, Operación y Mantenimiento a Edificios Inteligentes (OMEI). Agregó que el contrato fue por 2.5 millones de pesos.

También pidió a los votantes fijarse en la integridad de los candidatos, no solo en sus propuestas, porque defendió que ella nunca ha tenido un escándalo de ilegalidad.

"Por eso no pueden atacarme a mi persona, por eso tienen que usar la empresa de mi esposo, el tema de mi hermana. No encuentran algo mío directo, no existe", señaló.

"Ser empresario no es un delito; lo que es delito es ser un corrupto, lo que es delito es tener un penthouse en la (colonia) Escandón siendo director de Gobierno y no saber que están violando la ley, y después curiosamente llegar a vivir ahí", agregó.

Gálvez se refería al caso de Razú, ya que hace unos días el diario Reforma reportó que el edificio donde vive viola el uso de suelo porque tiene cinco niveles y 33 departamentos en lugar de los tres pisos y 14 viviendas permitidas, y fue una construcción levantada en un predio invadido por un grupo de golpeadores conocido como Los Claudios.

El perredista reconoció en el foro la irregularidad del edificio, pero descartó cualquier relación con su construcción y prometió dejar de vivir ahí. Explicó que aunque tiene casa en otra delegación, se mudó ahí en enero para ser congruente con habitar la demarcación que quiere gobernar, pero lo hizo sin fijarse en los detalles y ahora buscará otro departamento en la misma colonia.

"Qué bueno que me vayan conociendo, yo no soy una persona que tape los errores, que busque cómo darles vuelta. A ver, aquí hubo un error, el edificio no está en orden, me salgo, lo admito y lo digo. Así voy a funcionar como delegado, no vamos a tener un delegado que ande viendo cómo tapar lo que pasó; si pasó, pasó, se reconoce, se ejecuta, y lo que sigue, si hay responsablidades serán para la constructora, ya le tocará a la delegación", dijo.

Razú atribuyó los ataques personales a que algunas encuestas lo muestran arriba hasta por 20 puntos y lamentó que las acusaciones opaquen las propuestas, por lo que también se deslindó de los comentarios de Romo, su antes jefe, contra la candidata del PAN.

Laura Ballesteros, abanderada de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologiasta (PVEM), llamó a la cordura entre sus contrincantes.

"El 70% de la población no cree en los partidos políticos y una de las razones es precisamente porque solo pelean, no presentan propuestas. A mí me da la impresión de que PRD y PAN están como pandillas callejeras peleándose por un botín que se llama delegación Miguel Hidalgo", dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

No obstante, pidió una investigación a fondo por el departamento donde vive Razú y criticó a Gálvez por estar apostando a los dimes y diretes para hacer campaña.

En este contexto, los candidatos se enfrentarán este miércoles en su último debate antes de la votación del 7 de junio.

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×