Los hechos violentos ocurridos en 2015 superan a otras elecciones

Este año hubo asesinatos y robos de urnas, fallaron los funcionarios de casillas y hubo problemas en su instalación
Los contrastes de la elección en México
| Otra fuente: CNNMéxico

El proceso electoral de 2015 es el que más incidentes de violencia ha registrado en contra de candidatos y autoridades electorales desde 2008, de acuerdo con un reporte elaborado por la consultora Integralia.

El estudio “Evaluación de la elección 2015: contexto, calidad y resultados” considera tres tipos de violencia que se han vuelto recurrentes: el asesinato y secuestro de candidatos -como los más graves-, así como el robo de urnas.

De acuerdo con la consultora, en este proceso electoral hubo seis homicidios de candidatos, un plagio a un aspirante y 23 urnas robadas.

Oaxaca fue la entidad con más incidentes, ya que hubo 88 detenidos tras la elección, además de que ahí se había presentado el primer asesinato del proceso electoral. Después vinieron las muertes de dos candidatos en Guerrero, y uno en Michoacán, Tabasco y Estado de México.

A las cifras de este año le siguen las del 2011, cuando hubo ocho asesinatos y un secuestro. En esa ocasión generó preocupación el homicidio del alcalde La Piedad, Michoacán, y la publicación de desplegados en diarios locales del crimen organizando amenazando a quienes apoyaran al Partido Acción Nacional (PAN).

La consultora alerta sobre el hecho de que los asesinatos de candidatos son cada vez más comunes. Del 2008 a la fecha, asegura la consultora, suman 30 muertes y 10 secuestros.

En 2008, hubo seis aspirantes a un cargo público asesinados durante el proceso electoral; en 2009 fueron dos y en 2010 otros tres. El año 2011 fue el peor en ese rubro, pues mataron a ocho candidatos; mientras que en 2012 otros cinco perdieron la vida haciendo campaña.

Lee: Cuando el crimen 'vota': la violencia alcanza a los candidatos

El peor funcionamiento de las casillas

La de este año también fue la elección que más problemas tuvo con el funcionamiento de las casillas en los últimos 25 años. El Instituto Nacional Electoral (INE) registró que no se pudieron instalar 185 casillas, en otras 432 se suspendió la votación por robo de urnas o violencia, y en 12 más se suspendió por el clima. De modo que 629 casillas no operaron con normalidad. Este dato contrasta con los de la elección presidencial de 2012, donde no se instalaron 48 casillas.

Otro dato negativo histórico fue la cantidad de funcionarios de casilla que de última hora no asistieron a cumplir con su labor. Aunque el INE había capacitado a 1 millón 203,275 personas, al empezar a colocar las urnas se tuvo que tomar a 54,739 ciudadanos que estaban en la fila para que suplieran a los encargados que no llegaron. La cifra es el doble de la inasistencia en 2012 y el triple que en la intermedia de 2009.

"Las razones de este incremento tan significativo incluyen un mayor rechazo para fungir como representante de casillas por la inseguridad pública, la desconfianza hacia los partidos y las instituciones políticas, así como el clima de apatía social.

"(Una de las posibles causas),  se puede explicar en la 'compra' de funcionarios capacitados por el INE  por parte de  partidos para que sean sus representantes de lcasillas: si el Instituto ofrece una compensación de $250-$300 pesos para alimentación, los partidos pagan montos superiores", explica el reporte de la consultora.

Los más participativos: Yucatán, Nuevo León y San Luis Potosí

En contraste con los problemas de operación, la participación ciudadana fue la más alta en las últimas tres elecciones intermedias, de 47.72%. Pero el estudio resalta que ésta fue mayor entre más cargos estaban en juego: en los 17 estados donde se eligieron alcaldías y diputados locales llegó a 53.02%, y en los nueve donde solo se renovó gobernador, votó un 55.25% de la población.

Infografía: Participación electoral en 2015

Las entidades con mejores números fueron Yucatán, con 68.25%; Nuevo León, 58.53%; San Luis Potosí, 57.70%; Tabasco, 57.06%; y Querétaro, 56.90%.

En cambio, las de menor participación fueron Baja California, con 30.79%; Chihuahua, 32.51%; Oaxaca, 36.21%; Aguascalientes, 37.12%; y Sinaloa, 38.33%.

PRI, PAN y PRD, los perdedores; MC y Morena, los ganadores

Integralia señala en su estudio que los partidos ganadores este 2015 son Morena, que en su primera aparición logra una votación de 8.39% para la Cámara de Diputados, y Movimiento Ciudadano, que pasa de 3.23% en 2009 y 4% en 2012 a un 6.10% este año.

En cambio, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) cae casi 3 puntos hasta 29.19%, Acción Nacional (PAN) pierde casi 5 puntos para acabar en 21.02%, y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se desploma 7.5 puntos al quedar con 10.87% de votos este 2015.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

"Se observa una tendencia a la fragmentación del sistema de partidos. Mientras en 2009 los tres principales —PRI, PAN y PRD— capturaron el 77.14% de la votación nacional y en 2012 el 76.16%, en 2015 solo consiguieron el 61.08% de los votos", destaca Integralia.

Lee: Los incidentes violentos marcan la jornada en el sur del país

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×