La oposición arrebata al PRD los motores económicos de la capital

Tras las elecciones, partidos como Morena, el PAN y el PRI se quedarán con delegaciones que producen 75.5% del PIB local
Peña Nieto da mensaje a la nación tras elecciones
Autor: Israel Macedo Serna | Otra fuente: CNNMéxico

Las elecciones del pasado 7 de junio en el Distrito Federal no solo implicaron derrotas políticas para el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Los resultados de estos comicios también tienen una dimensión económica, pues el sol azteca dejó ir frente a la oposición delegaciones que producen 75.5% del Producto Interno Bruto (PIB) local.

El PRD actualmente gobierna en 14 de las 16 delegaciones del DF. Sin embargo, luego de la contienda, lo hará solamente en seis, mientras las 10 demarcaciones restantes quedarán en manos del nuevo partido de izquierda Morena, del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Morena y el PAN resultan los más beneficiados, pues Cuauhtémoc —cuyo delegado electo es Ricardo Monreal— y Miguel Hidalgo —con Xóchitl Gálvez— generan por sí solas 44.4% del PIB local, cerca de 469,000 millones de pesos.

Además, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo laboran los trabajadores con mejor remuneración de la ciudad, mientras que en Benito Juárez, que tendrá delegado panista, se cuenta con la mejor calidad de vida.

El PRI también obtuvo un resultado histórico en la capital, pues ganó tres demarcaciones: Magdalena Contreras, Milpa Alta y Cuajimalpa, donde conservará la administración.

La académica Silvia Gómez Tagle, de El Colegio de México (Colmex), atribuye el resultado del PRI a que, a pesar de que en general este partido tiene mala imagen frente a los capitalinos, "conserva fuerza en zonas rurales".

Lee: La gente pobre y sin estudios, el principal activo del PRI: encuesta

¿Por qué cayó el PRD?

Académicos consultados por CNNMéxico consideraron que existen distintos factores que explican las derrotas del PRD.

Para Gómez Tagle, por ejemplo, las victorias del PRI y del PAN no son tanto por méritos propios, sino por la división de votos entre la izquierda. Es decir, que por primera vez desde 1997 los electores tuvieron dos opciones fuertes entre las cuales escoger de ese espectro político: Morena y el PRD.

Por separado, el politólogo René Torres, de la Universidad Iberoamericana (UIA), cree que los descalabros del sol azteca se debieron principalmente a cinco razones.

Entre esos motivos, menciona: 1) molestia con la gestión del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, postulado en 2012 por el PRD; 2) la polémica por las fallas en la Línea 12 del Metro; 3) presuntos casos de corrupción en delegaciones como Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Tlalpan y Coyoacán; 4) el costo político para el PRD de firmar el Pacto por México con el presidente Enrique Peña Nieto, y 5) el fenómeno Morena. 

Cuestionado al respecto, el dirigente local del PRD, Raúl Flores, dijo este lunes que se realizará una gira de "reflexión", así como reuniones de dirigentes, para detectar los errores del perredismo y que el partido pueda tener un relanzamiento.

Para José Luis Gallegos, miembro juvenil del PRD, un replanteamiento de los principios del sol azteca, así como enfocarse en nuevos temas como medio ambiente, movilidad, aborto, igualdad de género y otros más que son resultado de gobiernos progresistas —y que no considera Morena—, son las claves para que el partido salga de esta crisis. 

Los escenarios futuros

Los analistas consideran que el nuevo mapa político de la capital implicará cambios en la relación entre autoridades.

"El panorama ahora es completamente distinto. El poder se va a dividir entre al menos cuatro fuerzas políticas", comenta Torres.  

Ricardo Magaña, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cree que esa alternancia, aunque prevaleció el voto de castigo, puede ser positiva.

"Esto limpia, reduce la posibilidad de factores de abuso de poder y corrupción", dijo, argumentando que sería un error que la oposición repita errores del PRD, por lo que Morena, el PRI y el PAN deberían ejercer buenos gobiernos que justifiquen la alternancia.    

En cambio, el académico Vidal Romero, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), menciona que debe prestarse atención a cómo será el manejo de recursos delegacionales con las nuevas administraciones.

Según Romero, esto se debe a que durante los últimos 18 años el perredismo logró tejer redes clientelares utilizando el dinero público para programas sociales. Esto, dice, le ayudó a conseguir apoyo político-electoral, pero ahora quedará en manos de otras fuerzas.

"Muchas de esas redes clientelares se fueron a Morena y unas pocas al PRI. Ahora que los perredistas perdieron delegaciones, pierden las prebendas, las redes cayeron en otras manos y va a ser difícil que las recuperen", explica. 

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Pese a esos resultados, sin embargo, algunos analistas subrayan que el PRD sigue teniendo fuerza en la capital. 

Seymur Espinoza, especialista en marketing político, cita como ejemplo que el sol azteca conservó seis delegaciones, entre ellas la más poblada de la capital, Iztapalapa, que puede servirle como base para recuperar otras posicones.  

Ahora ve
La justicia estadounidense frena el tercer decreto migratorio de Donald Trump
No te pierdas
×