Diputado priista crítico de Uber es dueño de app de taxis concesionarios

El legislador queretano negó que exista conflicto de intereses porque su plataforma emplea taxistas con permiso y aún no entran a la entidad
Querétaro
Diputado local  Querétaro
Autor: Enrique Zamudio | Otra fuente: CNNMéxico

Ricardo Carreño Frausto, diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Querétaro, quien se ha opuesto a la entrada del servicio de transporte privado Uber a la entidad, reconoció ser dueño de la aplicación Quiero Taxi, que emplea a transportistas concesionarios.

Luego de calificar como "pirata" el servicio, que arrancó operaciones hace un par de semanas en este estado del centro del país, el legislador reconoció promover la plataforma tecnológica para usuarios de autos de alquiler, aunque negó que por ello exista algún conflicto de interés al agregar que no será introducida al mercado local mientras él sea representante popular.

“Hasta que yo termine la diputación (26 de septiembre), estaremos en pláticas para Querétaro, porque ahorita por lo mismo que no quiero que haya malentendidos en relación a esto, no la hemos movido aquí en Querétaro”, dijo Carreño Frausto.

El diputado local explicó que Quiero Taxi es una plataforma para que los usuarios pidan taxis concesionados a través de un teléfono inteligente. La diferencia con Uber es que ésta última emplea a choferes privados, lo que ha despertado debate en México y otros países respecto de su legalidad.

El priista dijo que su aplicación fue desarrollada por una empresa queretana y él se encarga de comercializarla y hacer contratos con empresas o sindicatos de taxistas.

“Obviamente tenemos conocidos que nos han pedido el tema de la aplicación como tal. Está en San Luis Potosí, en Querétaro y estamos en pláticas en Acapulco y Aguascalientes”, dijo Carreño Frausto. “En Querétaro no ha entrado mi aplicación. La tengo en Cancún, en San Luis y estamos en pláticas en otros estados. Esto ya tiene más de un año y nunca lo he escondido”, aclaró.

Carreño Frausto, quien fue de los primeros críticos de Uber al entrar en operaciones en Querétaro, detalló que, a diferencia de esta última, Quiero Taxi es una aplicación exclusivamente para taxistas regulados por el estado.

“El tema de Uber es un tema realmente donde no es legal. Ellos no pueden dar el servicio de transporte público sin ninguna concesión ni ningún permiso del estado”, sostuvo el legislador.

Uber arrancó operaciones en Querétaro con una tarifa base de 8.15 pesos, 3.95 por kilómetro y por minuto 2.15 pesos, inclusive ofreciendo bonos gratuitos por 150 pesos. Sin embargo, hasta el momento, autoridades locales han retenido a 10 de sus vehículos por tener placas foráneas y no haber registrado el cobro del servicio.

Hijo del secretario de Gobierno, en el negocio

Ricardo López-Portillo Alcántara, hijo del secretario de gobierno de Querétaro, Jorge López-Portillo Tostado, se ostenta como gerente de Quiero Taxi, aunque el funcionario estatal y el diputado Carreño Frausto rechazaron esta vinculación.

“Él (López-Portillo Alcántara) me está apoyando, pero yo soy el dueño de la empresa”, dijo Carreño Frausto cuestionado sobre una conferencia de prensa en la que el hijo del segundo al mando en el estado se presentó como representante de Quiero Taxi, según puede apreciarse en un video del portal electrónicoEOS Noticias de San Luis Potosí.

El secretario de gobierno, Jorge López-Portillo Tostado también rechazó que su hijo sea directivo de la empresa de servicio de taxis.

“No está Ricardo metido en una empresa de ese tipo”, comentó Lopez-Portillo Tostado a medios de comunicación. “Él no está incorporado a esa empresa, ni participa de esa empresa. Él ha participado con taxistas y prácticamente ya está retirado de ese tema, pues es secretario particular del Oficial Mayor”, añadió.

Ahora ve
Así es el primer hotel de gran lujo que abre sus puertas en Cuba
No te pierdas
×