Toyota no le teme a los autos chinos

La firma japonesa no rebajará precios, sino que ofrecerá calidad y atención para atraer cliente con el 'Toyotathon', la automotriz quiere que la calidad sea su gran diferenciador en el mercad
La SUV Rav4 ha tenido una excelente aceptación en México. (C  (Foto: )
Regina Moctezuma G.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Hay marcas a las que no les importa bajar sus precios con tal de atrapar al cliente. Hay otras pocas que prefieren conquistar al comprador con una buena atención y servicios en la post venta. Toyota es de las segundas.

La firma japonesa no le teme a la nueva ola de autos chinos que pronto circularán por las calles de México, pues aunque la gente los adquiera por su bajo precio, los clientes de Toyota permanecerán leales a su marca por su calidad y su servicio.

“Toyota es una marca cuya filosofía está orientada a la calidad de los productos y al servicio”, dice Ana María Vallarino, directora de Relaciones Públicas de la automotriz.

En el mercado automotriz mexicano, Toyota es la sexta armadora en cuanto a volumen de ventas, con 57,341 unidades comercializadas en lo que va del 2007, frente a GM, el número uno de la industria, que ha vendido cerca de 203,844 unidades este año, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

A Toyota no le interesa tener el primer lugar en ventas, pero sí en satisfacción al cliente. Su gran reto es conquistar al público mexicano, caracterizado por sus bolsillos sensibles al precio, ofreciéndoles un gran diferenciador: la experiencia de adquirir un auto de calidad.

“Marcas hay muchas, opciones de vehículos hay más, tan sólo este año cada semana hubo un lanzamiento de un auto nuevo, pero al final del día el servicio es el que hará la diferencia”, asegura Vallarino.

La estrategia de Toyota abarca un espectro reducido de consumidores –de ahí que su competidor más cercano, Chrysler, le lleve una ventaja de más de 50,000 unidades vendidas anualmente- pues no ofrece precios accesibles para un mercado como el mexicano, que sin duda se deja llevar por la determinante del dinero.

El precio es un tema que atrae de buenas a primeras al comprador, a diferencia de la calidad que necesita ser comprobada. A Toyota no le importa correr el riesgo de perder clientes, con tal de crear lealtad en las personas que se han acercado a la marca, para vivir la calidad y el servicio, para que sean ellas quienes atraigan a más consumidores.

“El volumen se va a dar como resultado de la mejor experiencia que ofrece Toyota”, estima Vallarino.

Toyota aprovecha el mes de diciembre, periodo en el que más ventas se generan en la industria, para dar y compartir con sus clientes a través del ‘Toyotathon’, una estrategia de la firma automotriz que ofrece a los consumidores opciones que no afectan el precio, pero dándole al cliente un porcentaje del valor del vehículo en accesorios.

Ahora ve
No te pierdas